La toxina es muy peligrosa para los humanos: Arturo

Puede ser mortal; pide regidor extremar medidas

La bacteria “Clostridium Botulinum” que mató a cientos de aves en el Lago de Guadalupe es muy peligrosa y es de las más mortales que existen, puesto que paralizan los músculos del cuerpo y esto puede provocar serios problemas de salud en humanos, advirtió el regidor del PRI, Arturo del Moral Castro, quien dijo que una vez que se han dado a conocer los resultados de los análisis, se tienen que hacer las acciones y gestiones pertinentes para que este problema sea atendido y que no siga creciendo. 

En la sesión de Cabildo de este jueves, el alcalde leyó el resultado de los análisis, y el regidor advirtió de la peligrosidad de la bacteria.

“Ya tenemos el diagnóstico; ahora nos falta el tratamiento”, sobre todo, porque la gente sigue acudiendo al lago; tiene contacto con el agua y se siguen vendiendo alimentos. “Recordemos que el Clostridium Botulinum, entra al cuerpo por alguna herida o por los alimentos, y es una de las toxinas más mortales que existen”. 

“Es muy mortal porque al entrar al cuerpo paraliza los músculos, paraliza el tórax y no podemos tener la expansión del sistema respiratorio y condiciona la muerte; las secuelas cuando hay un tratamiento, pueden durar hasta un año en curarse, en el mejor de los casos”, sostuvo.

“Ahora que tenemos un diagnóstico más apegado a la realidad”, continuó, “me voy a permitir leerles un documento de la Organización Mundial de la Salud sobre el botulismo: es una bacteria que, en entornos pobres de oxígeno, produce toxinas peligrosas; la toxina es una de las sustancias más mortales que se conocen, se trasmite por los alimentos, heridas, por inhalación, o por otro tipo de intoxicación”.

Arturo del Moral comentó que no se trata de un asunto menor, y no escatimó en alertar sobre la peligrosidad de la bacteria.    

“Es una bacteria bastante peligrosa; hay que cerrar el lago, hay que desfogarlo, y hacer las gestiones ante instancias estatales y federales, para ver su tratamiento, porque la bacteria se muere a una temperatura de 85 grados… Es importante que ya no se esté acumulando (el agua) y que haya una oxigenación, para que esa bacteria no siga creciendo. Y sobre la alimentación que se vende en el lago, perdón, no tengo nada en contra de los comerciantes, no es culpa de ellos, pero es una medida preventiva para evitar la contaminación de los alimentos y que la gente que acude, no se le vaya a propiciar una condición de salud grave, como la muerte. Ahí está la bacteria y es necesario que se tomen las medidas; y ya más extremas, para que esto no siga creciendo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *