Está “fracasando” el combate contra el coronavirus en Cuautitlán Izcalli

Acciones del gobierno no han contenido su propagación; registra un crecimiento sostenido.

Las acciones implementadas por el gobierno de Cuautitlán Izcalli no han sido eficaces ni suficientes para detener la propagación del coronavirus, el cual, desde que inició su presencia en el municipio, ha registrado un crecimiento sostenido que se ha intensificado en las últimas semanas.

Al corte de la semana 15, desde que se registró el primer caso de Covid-19 en tierras izcallenses, ya suman 479 casos positivos y 78 lamentables defunciones.

El gobierno federal implementó una Jornada Nacional de Sana Distancia y prohibió diversas actividades económicas y sociales para disminuir la movilidad urbana, sin embargo, un buen sector de la población en Cuautitlán Izcalli no las respetó, y el gobierno municipal, se mostró muy laxo y permisivo, lo cual, se reflejó en las gráficas con un incremento de los casos de contagios.

Durante toda la Jornada de Sana Distancia, en lugar de disminuir los casos, éstos crecieron y se mantuvieron en niveles de más o menos 50 contagios por semana.

Otro indicador que llama la atención, en cuando al número de contagios, es que, la primer semana de la nueva fase, que se regulará por medio de “semáforos sanitarios”, Cuautitlán Izcalli registró, hasta el momento, su pico más alto con 72 personas contagiadas, esto, a pesar de los llamado a quedarse en casa por estar en “máxima alerta” y con semáforo en rojo.

Durante todo este tiempo, han habido diversos llamados a la autoridad municipal y a su alcalde, Ricardo Núñez Ayala, ya que poco ha hecho para que la gente respete las determinaciones de la autoridad sanitaria. Así, se ve a mucha gente en las calles, mercados y negocios de comida, o jugado en campos y canchas deportivas, sin que la población respete la sana distancia ni esté utilizando el cubrebocas.

Las acciones emprendidas por el gobierno municipal han sido esporádicas y tardías; en los últimos días, ante la exigencia de los ediles en el Cabildo, el alcalde ha ordenado ser más estrictos, por lo que se han visto operativos para repartir cubrebocas, o bien, algunas clausuras de negocios que no cumplen con las determinaciones.

Una señala de cómo es que se están llevando a cabo las acciones en el gobierno municipal, es que el propio alcalde, su esposa y el secretario del Ayuntamiento, en estos momentos se encuentran en “cuarentena” porque salieron positivos a la prueba de Covid; esto, en el marco de acusaciones y quejas de trabajadores, de que los hacían trabajar en condiciones poco seguras, para el armado de despensas para la población.

Cabe hacer mención, que se creó e instaló una Comisión Edilicia de Seguimiento para la pandemia, en la cual, se diseñarían estrategias y programas para apoyar a la población y detener la propagación del virus, sin embargo, ésta no ha sesionado de manera regular, porque el alcalde Ricardo Núñez, quien es el que la preside, no hace los llamados a los regidores y síndicos que la conforman.   

A juzgar por las gráficas que dan el seguimiento al desarrollo de la Pandemia de Covid-19, en Cuautitlán Izcalli las acciones emprendidas, hasta el momento, no han sido suficientes ni efectivas para contener a la enfermedad. Esta semana, es la tercera con “semáforo rojo”, por lo que prácticamente todas las actividades están suspendidas; y algunas otras, con aforos muy reducidos y controlados que muy pocos respetan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *