Consejo Municipal de Participación Ciudadana, a un paso de ser AC 

Bajo la premisa de que los ciudadanos tienen que asumir la responsabilidad de velar y cuidar el patrimonio que es de todos, y que ningún alcalde o gobernador, es dueño de la ciudad o del estado que administran, Ángel Abel Gutiérrez, presidente del “Consejo Municipal de Participación Ciudadana Izcalli Unido”, llamó a los izcallenses a dejar de lado el miedo y la inacción, para trabajar en favor de un mejor municipio.

Este Consejo, que está en vías y muy próximo a constituirse como una Asociación Civil, llevó a cabo su Octava Asamblea en el Restaurante Safari; ahí, se informó de los trabajos que vienen realizando en las diferentes comisiones que han formado para darle seguimiento a algunos temas, y lograr su realización.

Así, se escuchó el trabajo que están realizando para “empujar” la culminación del Hospital de Especialidades que el gobierno del Estado tiene inconcluso en la zona de Santa Rosa de Lima, a un costado de la alameda municipal; de igual forma, se trataron algunos temas del deporte y de la auditoría que se está queriendo pedir al gobierno anterior.

En este tema, Ángel Abel Gutiérrez dijo que se está haciendo un trabajo muy serio y arduo, en donde han tenido contacto directo con personal del OSFEM, quienes les han solicitado que si tienen algún caso en concreto, sobre algún tema en donde haya alguna irregularidad o una conducta ilegal, se las plenteen y hagan la denuncia correspondiente, sobre todo, porque hacer una auditoría a toda la administración, es muy complicado.

Bajo este tenor, Ángel Gutiérrez dijo que la Comisión de Auditoría, está haciendo una revisión exhaustiva de los documentos que se han logrado conseguir en Transparencia, y que seguramente dará resultados, sin embargo, comentó, también sería conveniente que si alguien sabe de algún caso en concreto que pudiera ser violatorio a la ley, o algún ciudadano que haya sido víctima de alguna extorsión, se acerque a platicar con ellos.

Según se informó en la asamblea, el “Consejo Municipal de Participación Ciudadana Izcalli Unido” ya está muy cerca de quedar formalmente constituida ante Notario Público, y todos sus miembros, tienen que estar integrados en una comisión de trabajo.

“No está por demás recordarles, que todos se tienen que incorporar a una comisión; esta organización debe ser orgánica, lo que signifique que todos aporten, se integren y participen, en algunos de los trabajos que estamos llevando a cabo, porque es la forma en la que nos vamos a compenetrar con el compromiso de mejorar y trabajar para el mejoramiento de la ciudad”.

“Les recuerdo que estamos en nuestro derecho de defender nuestro patrimonio y nuestro presupuesto, porque nosotros les pagamos a los servidores públicos para que ellos se contraten como servidores públicos; ellos son mandatarios, lo que significa que toman un mandato del pueblo, y que ya basta de que nos sigan viendo la cara de tarugos, quienes llegan al poder, para ver cuánto se llevan en tres años”, recalcó.

Ángel Gutiérrez dijo que si bien, no todos lo hacen y eso les queda claro, “pero aquellos que lo hacen se pitorrean y se carcajean de nosotros; y de aquí saltan a otros municipios, a ocupar los mismos cargos en otros municipios, llámese Atizapán, Tlalnepantla o Coacalco. Y siguen, literalmente y con toda la extensión de la palabra, robándose el dinero del pueblo”.

“Entonces, de veras, créanme, a mí los mentirosos y rateros me caen muy gordos y mi trabajo es defender mi patrimonio, que es el presupuesto municipal de todos los ciudadanos… que no les de pena ni miedo, ese es el peor de los valores que podemos tener. El miedo, Izcalli vive con miedo, con miedo a delincuentes, de los inspectores de Normatividad, a los policías de Tránsito, ya basta de miedo”, les dijo a sus compañeros de grupo.

Ángel Gutiérrez dijo que es necesario enfrentarlos y asumir la responsabilidad de que Izcalli no es propiedad de nadie, “el alcalde no es el dueño de la ciudad, con todo respeto, el gobernador no es el dueño del Estado de México; a mi casa entran cuando yo les dé permiso de entrar, si no, no entran y punto. Y lo mismo va en las calles, los policías están para servir, no para servirse de nosotros, el problema es que nosotros, los ciudadanos, somos los primeros que lo permitimos; y si lo permitimos, no nos quejemos, pero si queremos y tenemos dignidad e inteligencia, actuemos en consecuencia”, concluyó el presidente de este Consejo Ciudadano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *