David Nieblas Meza escribe Tinta Suelta, su columna semanal en #PuntoMedio.

  • Cierre e inicio de gobierno fuertes en Cuautitlán #Izcalli; en seguridad, “simplemente no dan los números”.

Como ya lo hemos estado reportando, la cuenta regresiva está a todo lo que da y estamos ante el inminente e inevitable cambio de gobierno; poco más de un mes para que termine el año, y con ello, la administración del morenista Ricardo Núñez Ayala; que dicho sea de paso, “pareciera que está viviendo uno de sus mejores momentos”, lástima, que haya sido al fin de su ejercicio.

Y digo que pareciera que está viviendo uno de sus mejores momentos, porque se está viviendo en temas de percepción, una dualidad; por un lado, en los últimos días, se han estado concluyendo proyectos de obra pública, que en algunas zonas, se agradece; pero por el otro, está el tema de la seguridad que, se quiera o no, está dejando una marca y sello en este gobierno.

Empezando por lo primero, y al margen de hacer una cruza de información para ver si superó metas del gobierno pasado, todo parece indicar que en materia de obra pública, se están entregando proyectos y se están sabiendo comunicar, cosa que, en el pasado, falló. Bien lo comentó el propio alcalde en la inauguración de la avenida Huixquilucan: “se han puesto huevos, pero no se han sabido cacaraquear”.

Estamos pues, en este renglón, viendo que el alcalde está cerrando “a todo vapor; echando toda la carne al asador” para tratar de dejar un buen precedente. Y seguramente, con esa misma fuerza o quizá mayor, vendrá el proyecto que encabeza Karla Fiesco García, quien está obligada a hacer un buen papel para recuperar la confianza y para demostrar, que un voto por su candidatura, representó un cambio para bien y para un mejor Cuautitlán Izcalli.

Y todo parece que así será; de lo que hemos investigado, el equipo cercano y sus respectivos futuros titulares, ya están trabajando sobre los proyectos de gobierno para el próximo trienio, los cuales, se verán en mayor medida y con toda la fuerza, durante los “primeros 100 días de Gobierno”. De tal suerte, que de ser así, se tendrá un cierre e inicio de gobierno fuertes, lo que podría traer algún beneficio a la comunidad, traducido en más obras y acciones.
Pasemos al segundo tema que es, el “coco” de todo gobierno. En temas de seguridad, la verdad es que no estamos viviendo los mejores momentos, de hecho, la cosa no está como para celebrar ni para estar contentos.

Esta semana, una escuela de Tepojaco, realizó una manifestación porque una vez más, entraron los “amantes de lo ajeno” a robar y se llevaron hasta la bomba de agua de la cisterna; es más, arrancaron hasta tubería de cobre seguramente para venderla por kilo. La molestia e indignación de padres de familia y personal académico, no se hizo esperar y no era para menos, ya que estamos a días de que el regreso a clases sea obligatorio para todos, y empezar con escuela desvalijada y sin equipos, complicará más la situación.

Pues bien, el alcalde de Cuautitlán Izcalli Ricardo Núñez Ayala fue encarado en un evento público y se le pidió atender la manifestación y molestia de la gente; y bueno, tras las justificaciones y demás, salió a la defensa de su policía, argumentando que, efectivamente, algunos casos que han sido “muy mediáticos”, han generado una percepción que no corresponde del todo a la realidad que se vive en Cuautitlán Izcalli.

Y es aquí donde está el primer problema, aunque se entiende pero no comparto la postura de la autoridad. Hay que reconocer que, en el tema de la inseguridad, la batalla no se le va ganando a la delincuencia. Más allá de percepción o no, están los números y una realidad, que son más crudos que los buenos deseos.

Las cifras de la incidencia delictiva no dan para celebrar ni para decir que, al cierre de esta administración, la misión fue cumplida.

Más, con las cifras que se acaban de dar del mes de octubre, en donde, por desgracia, Cuautitlán Izcalli sigue ocupando los primeros lugares en varios delitos.

Uno que está indignando, por las formas y por las víctimas, es el robo en el transporte público. En estos momentos, Cuautitlán Izcalli tiene el nada honroso primer lugar estatal y seguramente nacional, si se toma en cuenta la tasa de número de casos por cada 100 mil habitantes. Despojan de sus pertenencias a gente trabajadora, que va al día, que adquiere sus cosas con muchos esfuerzos y que en un abrir y cerrar de ojos, son despojados por delincuentes cada vez más sanguinarios y violentos.

La verdad es que “los números no dan” para sentirse satisfechos y si dan, para estar preocupados e indignados; más, porque hasta este momento no se ha visto una estrategia efectiva para que la incidencia delictiva, baje de manera sustancial y tengamos una comunidad más segura y en paz. Este es el gran pendiente y el gran reto para los gobiernos que están por concluir, y el que está por llegar.

Cierro la columna reafirmando la noticia que dimos aquí hace 8 días. El tercer y último informe de gobierno de Ricardo Núñez Ayala será el próximo viernes 3 de diciembre en el Teatro San Benito a las 11 de la mañana; y la toma de protesta de Karla Fiesco García, será en la explanada municipal el próximo 10 de diciembre, a las 10 de la mañana; ambos lugares y ceremonias, ya fueron aprobadas por el Cabildo este jueves.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *