Engañó Víctor Estrada a más de 8 mil estudiantes con becas

Se acaba su trienio y no se ve para cuando entregue el dinero prometido

Un total de 8 mil 346 estudiantes a los que se les prometió entregar una beca económica en el 2017, y que sus familiares, realizaron un largo y tedioso proceso de inscripción, fueron engañados por el alcalde Víctor Estrada Garibay; a un mes de dejar el cargo, sólo ha dado “largas” y todo parece indicar que ya no dará el dinero que, incluso, ya había sido aprobado por el Cabildo.

En el mes de noviembre del 2017, inició el proceso para la entrega de 4 mil becas correspondientes al ciclo escolar 2017-2018, el cual, culminó en el mes de marzo de 2018 con la publicación de los nombres de los becarios que obtuvieron el beneficio.

En ese tiempo, la sorpresa fue que, en lugar de 4 mil becarios, el alcalde Víctor Estrada Garibay decidió ampliar el padrón a 8 mil 346, ya que la demanda de solicitantes, había rebasado las expectativas. La decisión, se tomó en el marco de un ambiente pre electoral, en donde se preveía que el “medallista olímpico” sería candidato a algún puesto de elección popular.

Ante el incremento del número de beneficiarios de las becas, el alcalde Víctor Estrada tuvo que pedir ajustes en el Presupuesto 2018 para tener los recursos suficientes; modificaciones y proyecto que fue avalado por el Cabildo.

En su momento, el alcalde Víctor Estrada Garibay destacó que era una noticia “trascendental” para los estudiantes de la demarcación, toda vez que nunca antes habían sido otorgadas tantas becas en un año, las cuales sumarían más de 12 mil con las otorgadas en 2017”.

En la 125 sesión extraordinaria del Ayuntamiento, fue aprobado el refrendo y la reasignación de las partidas presupuestales 4411 y 4421 del Presupuesto de Egresos del ejercicio fiscal 2017, para ejercerlas y aplicarlas en el Presupuesto de Ingresos y Egresos del 2018 mediante las cuales serían consignados los apoyos económicos de más de 8 millones de pesos.

Cabe recordar que las becas de “Excelencia Académica” estaban dirigidas a los alumnos destacados, con 9.5 de promedio, que cursaban a partir del segundo de primaria hasta el último año de la media superior. En tanto que las de “Continuidad Educativa” eran para estudiantes de primaria, secundaria y nivel medio superior con, por lo menos, seis de promedio, que requieren un apoyo económico para no abandonar sus estudios.

Los resultados, se dijo, serían dados a conocer a través de listados colocados en todas las escuelas de la demarcación y de las redes sociales del Ayuntamiento de Izcalli. El apoyo económico, se prometió, podría ser canjeado en el banco mediante un documento que está vinculado con el folio otorgado durante la inscripción.

Las 8 mil 346 becas beneficiarían a estudiantes de diversos niveles: 4 mil 829 de primaria; 2 mil 450, secundaria; y 977 preparatoria.

Todo lo anterior quedó en sólo promesas. A principios de año y luego de la publicación de los listados de beneficiarios, se dijo que “esperaran” el anuncio para la fecha de la entrega de las becas, cosa que no sucedió y se prevé que ya no suceda.

La presión de los padres de familia fue creciendo, sobre todo, porque muchos de ellos dejaron de ir a trabajar, o bien, pasaron varias horas bajo los intensos rayos del sol, para formarse en el auditorio “Enrique Bátiz” y realizar sus trámites para que se becara a sus hijos.

A través de redes sociales, mucha gente preguntó sobre la fecha de la entrega de las becas, y la respuesta fue que, “estuvieran pendientes” de las redes sociales del Ayuntamiento, que por esa vía, sería el anuncio. En primera instancia, se comentó que el gobierno decidió entregar el dinero a los estudiantes después de las elecciones del 1 de julio, esto, para que no se malinterpretaran los verdaderos fines del programa.

Pasadas las elecciones, el tiempo pasó y pasó, sin que haya un “comunicado oficial” sobre el tema de las becas; tampoco, el alcalde Víctor Estrada Garibay ha ofrecido una explicación abierta y pública a los beneficiarios que, a estas fechas, se sienten “defraudados y engañados”.

A un mes de que culmine la administración 2016-2018 que encabeza Víctor Estrada Garibay, los problemas económicos y la falta de liquidez “complican” y alejan la remota posibilidad de la entrega de las becas, la cual, fue víctima de una mala proyección y planeación.

Bajo estas circunstancias, este trienio de Víctor Estrada Garibay presentaría peores resultados en cuanto a la entrega de becas a estudiantes de Izcalli, ya que sólo sumaría las otorgadas en el 2016, que fueron 3 mil 833; en 2017 y 2018 no estaría sumando ninguna. Mientras tanto, en la administración pasada que encabezó Karim Carvallo Delfín, se entregaron 5 mil 500 becas: 2 mil 500 en 2013, 3 mil en 2014, y en el 2015 ninguna, ya que también “las quedó a deber”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *