Vecinos de La Piedad se sienten defraudados

 

Vecinos del Conjunto Urbano La Piedad, se sienten defraudados porque los constructores les “vieron la cara”, y las autoridades no les ayudan; en una carta enviada a Punto Medio, los colonos ponen al tanto a la comunidad de lo que están padeciendo.

“Nuestros esposos y algunas de nosotras que nos reservamos nuestros nombres, ante las represalias que se han presentado en contra de todas y todos aquellos que se han atrevido a denunciar y quienes con mucha ilusión pensamos que estábamos comprando una vivienda digna a la Constructora Alteq S.A. de C.V., a través de diferentes créditos hipotecarios de hasta por 30 años sin saber que por el contrario, comprábamos problemas y que seriamos un número más en el fraude inmobiliario que se ha presentado en México.

Nuestro único delito ha sido confiar en que nuestros servidores públicos cumplirían con garantizar nuestros derechos, lo cual no fue así; las vendedoras, muy hábiles, nos ofrecieron las perlas de la vida para que ellas pudieran concretar su venta.

Sólo quedó en promesas de que La Piedad iba a ser uno de los mejores, que contaríamos con una unidad médica, canchas deportivas, áreas verdes, bien urbanizado y con todos los servicios; ellas jugaron con nuestras ilusiones de poder vivir bien, lo cual hasta la fecha nada de lo mencionado existe.

Por el contrario, no nos informaron que íbamos a vivir cerca de un basurero que cuando llueve huele muy feo; que íbamos a carecer del servicio de agua potable con el pretexto de no estar bien entregados al organismo de Operagua, lo que no es impedimento; calles principales con enormes baches, con tramos bastantes destrozados y algunos andadores con tramos que se comienzan a desmoronar; falta de alumbrado público que crea una enorme inseguridad.

Esta es la realidad donde vivimos los que compramos y las autoridades, tanto estatal como municipal, en sus diferentes administraciones, por acción, omisión o aquiescencia, se han negado a hacer cumplir a la empresa constructora con todas las obligaciones que tiene que cumplir por ley; empresa que no ha llevado a cabo el mantenimiento que le corresponde.

No han cumplido, pero las deudas que adquirimos por las compras de nuestras viviendas existen y si no pagamos vienen los avisos de embargo y pagamos porque pagamos, a través de los descuentos que nos hacen.

Las viviendas ya fueron pagadas al 100 por ciento a la constructora por los institutos con los que contratamos los créditos, esto es lo que no ven las autoridades. La ley es clara, no se necesita estar entregado el fraccionamiento para que intervengan las autoridades, ya que la ley los faculta para hacer cumplir a la empresa, tan es así, que la propia ley establece que el pago de servicios lo tiene que hacer la constructora para, de alguna manera, hacerla cumplir en tiempo y forma, ya que de no hacerlo la carga tributaria hacia la empresa se alarga mientras no haga la entrega total y definitiva del Conjunto Urbano La Piedad.

En nuestro caso, en lugar de hacer cumplir a la empresa, las autoridades nos imponen la carga tributaria a los condóminos y de manera ilegal nos hacen pagar los servicios como el suministro de agua, liberando así a la empresa de la obligación de pagar este servicio por bloque. Para lograr solapar más a la constructora, las autoridades han echado mano de las presidentas de los Copacis que ha habido.

Es así que las señoras Liliana, Ofelia y Hortensia, han mostrado su gran interés en que ya paguemos el agua en lugar de defender nuestros patrimonios que nos ha costado sudor y sangre. Se dedican a quedar bien con el Ayuntamiento y les terminan dando trabajo por su labor de convencimiento. Como un medio para convencernos, la presidenta del Copaci, la señora Hortensia, anduvo convocando en los lugares que podía, que ya pagáramos el agua que con los pagos ya tendríamos el suministro del agua regularizado.

De tal manera que se apersonó cuando vino el que era director de Operagua, Erik Martínez y respaldó la invitación que nos hizo para que hiciéramos un convenio por 5 mil pesos y con esto quedarían saldados los supuestos adeudos pendientes; por el contrario, no fue capaz de tomar la palabra para decirle que primero hicieran cumplir a la constructora sus pendientes con el organismo.

Es sorprendente como a las autoridades auxiliares se les da un poder que no existe cuando sólo son eso, autoridades auxiliares; aparte de ser utilizadas como un control de la población y compra de favores electorales a través de los programas sociales que de paso habrá que hacer resaltar, sólo llegan a unos cuantos allegados, a cambio de esto se les permita tomarse atribuciones que no les corresponde y hacer negocio de un puesto que es para servir y no para servirse.

Lo anterior sin dejar de lado que incluso se nos imponen autoridades auxiliares que no comprueban siquiera vivir aquí o que no comprueban ser dueños propietarios de vivienda y de esta manera, ni siquiera conocen de primera mano nuestra problemática.

Habrá que recordarles a las autoridades que las violaciones a nuestros derechos humanos pueden ser constitutivas de delito, tal es el caso de la restricción del suministro de agua a lo que no pueden alegar que no hay agua, ya que para la autorización de todo fraccionamiento y/o conjunto urbano, existe un dictamen de viabilidad de suministro de este vital líquido y se supone que estaba ya contemplado que si era factible cubrir los requerimientos de este recurso que se necesita para garantizarnos este derecho titulado ya en nuestra Carta Magna”.

Un comentario en «Vecinos de La Piedad se sienten defraudados»

  • el 20 marzo, 2016 a las 12:55 am
    Enlace permanente

    Una alastima ya que fue Gobierno del Estado quien otorgo la factibilidad del Conjunto, y que debido a un conflicto gobierno- fraccionadora se perjudique a los ciudadanos, Sin embargo les gusta ser tratados así ya que en la Piedad la mayoría voto por el Pri, entonces ya no entiendo apoyan a quien permitió no se cumpliera…

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *