Trabajan en una verdadera inclusión de los niños CAM

 

Lanzan proyecto piloto para inscribirlos en secundarias tradicionales

Directivos y maestros del Centro de Atención Múltiple (CAM) número 13 de Cuautitlán Izcalli, que se encuentra en la colonia Cumbria, emprendieron un “plan piloto” para incluir a los estudiantes de su plantel, en secundarias tradicionales y puedan tener las mismas oportunidades de desarrollo en la sociedad.

Juan Carlos Álvarez, director del CAM 13, es uno de los impulsores de este proyecto ambicioso y con muchos retos, pero que, en su etapa de prueba, dejó muchas satisfacciones y enseñanzas que los motivan para seguir adelante.

Por tres días, 11 estudiantes del CAM con diversas discapacidades, estuvieron conviviendo y estudiando en las aulas de la secundaria Calmecac dentro de este plan piloto.

En los Centros de Atención Múltiple, estudian su educación preescolar y básica niños y jóvenes con todo tipo de discapacidad, tanto motora como intelectual; se inscriben desde un mes y medio de nacidos, hasta los 24 años de edad y reciben educación preescolar, primaria y después de esto, les ofrecen talleres laborales.

Con este proyecto de prueba, lo que se busca es que los estudiantes con alguna discapacidad, puedan acceder al nivel secundaria y que se puedan generar “ambientes inclusivos” en las escuelas tradicionales. Bajo este esquema, el director del CAM 13, Juan Carlos Álvarez, buscó los mecanismos y los acercamientos con la secundaria Calmecac y se le aprobó el plan para llevarlo a cabo.

Por ley, explicó el también profesor, todos los niños con alguna discapacidad tienen el derecho de ser recibidos en cualquier escuela tradicional, sin embargo, por desconocimiento o falta de preparación e infraestructura, no se ha alentado este tema de inclusión.

Juan Carlos Álvarez explicó que directivos de la Calmecac, analizaron el proyecto y le dieron entrada para hacer la prueba y “atreverse” a afrontar el reto, ya que, también, los profesores deben capacitarse y prepararse para atender a los estudiantes con alguna discapacidad.

Los tres días que los “niños CAM” estudiaron en la secundaria tradicional, le sirvieron a todos: a estudiantes del plantel, a directivos de la escuela, a profesores y a padres de familia. En un recorrido por la Calmecac durante el tercer día de la prueba, Punto Medio habló con los alumnos y se les vio muy interesados en el tema de la inclusión, “porque todos los niños son iguales y tienen los mismos derechos en la sociedad, independientemente de su condición”.

La convivencia entre los jóvenes fue de solidaridad y apoyo.

Tras la prueba, explicó el profesor Juan Carlos Álvarez, vienen otros retos y una serie de análisis. Si bien se tienen resultados positivos, se tendrá que ver qué alumnos y que padres de familia, se “atreverán” a inscribirse en las escuelas tradicionales; de los 11 jovencitos que participaron en el piloto, hay varios que pueden aspirar a ello.

Cabe señalar que, el sistema educativo del país, contempla normas de inscripción y acreditación, las cuales, marcan pautas muy específicas para poder evaluar a los niños con discapacidad en escuelas tradicionales; para poder desarrollar su proyecto curricular individual y que éste, sea el marco de referencia para poder guiar a los niños al cumplimiento de sus propias metas.

“Es importante que generemos ambientes incluyentes, ambientes donde toda persona se pueda sentir acogida, para generar una sociedad distinta, una sociedad que no se base en la competencia, sino una sociedad que se base en la solidaridad, en la cooperación entre los diferentes estilos y formas de ser, para una mejor vida”, dijo el director del CAM.

El reto global, es que estas personas puedan tener una vida normal; formar una familia y puedan acceder a un empleo, culminó.

P3-f4 web

P3-f3 web

P3-f7 web

P3-f8 web

P3-f9 web

P3-f6 web

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *