Primer domingo de reapertura de parques, no respetaron reglas.

El Espejo de los Lirios lució sucio y sin mantenimiento; familias completas acudieron, aunque no estaba permitido.

A pesar de las restricciones para el uso de los parques públicos en Cuautitlán Izcalli, que señalan ciertas reglas para evitar la propagación del virus, algunos izcallenses “se armaron de valor”, y acudieron  a pasar un “domingo familiar” en el Parque Espejo de los Lirios, el cual, lució muy sucio, descuidado y sin mantenimiento.

El confinamiento domiciliario por la pandemia de Covid-19, ha provocado estragos en la población, y muchos, ya no están respetando las disposiciones sanitarias para evitar que el virus se propague; el gobierno de Cuautitlán Izcalli, anunció el martes pasado la reapertura de los parques municipales, sin embargo, estas actividades se reanudaron con poco control y supervisión, y no fueron respetadas las reglas por algunas familias.

De acuerdo a la Gaceta de Gobierno de la administración que encabeza Ricardo Núñez Ayala, en Semáforo Naranja, que es en el que estamos en estos momentos, hay 13 disposiciones a cumplir, entre ellas, la de no permitir el acceso a menores de edad ni a mayores de 60 años; no practicar deportes de contacto; no utilizar el mobiliario y aparatos para hacer deporte, entre otras.

De igual forma, se recomienda utilizar cubrebocas, y también, procurar la sana distancia.

Pues bien, no todos los que acudieron al parque este domingo respetaron las determinaciones, y lo peor, es que tampoco se vio a nadie que estuviera supervisando para hacerlas cumplir o respetar. Sobre la vigilancia policiaca, también se vio muy relajada e inexisten.

Por otro lado, a pesar de que se dijo que el gobierno había trabajado en el mantenimiento y acondicionamiento del parque para su reapertura, en la realidad, se vio un parque muy descuidado, con mucha basura en los botes, y además, con el pasto muy crecido. No se instalaron los módulos con agua para que las personas tuvieran el acceso al lavado de manos de manera constante, como lo marca la Gaceta; incluso, los baños estaban cerrados.El Lago Espejo de los Lirios es uno de los parques emblemáticos de Cuautitlán Izcalli y a él, acuden regularmente miles de familias; este primer domingo de reapertura, la asistencia fue escasa, a pesar de que se permitiría un 50 por ciento de aforo; lo lamentable, fue el poco control y supervisión para que la gente, respetara las reglas.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *