Pide Romina Jiménez ponerle fin a la “parálisis” en Operagua

No hay compras de materiales y no se le paga a los proveedores, afirma 

Hace unas semanas, por órdenes del presidente municipal Ricardo Núñez Ayala, en el organismo de agua de Cuautitlán Izcalli, Operagua, se realizaron algunos cambios en áreas administrativas, entre ellas, se relevó a los titulares de la Contraloría, Secretaría Técnica, y la Dirección de Administración y Finanzas.

Ante este panorama la regidora de Cuautitlán Izcalli, Romina Jiménez Bárcena, denunció ante el pleno del Cabildo, que en Operagua existe una “parálisis” porque el Consejo Directivo no ha sesionado y no les ha dado el nombramiento a los nuevos titulares, por tal motivo, pidió al alcalde Ricardo Núñez, que haga lo propio para que ya dejen de estar bajo la figura de “encargados de despacho”, y asuman sus responsabilidades.

Romina Jiménez expuso que en Operagua, no existe material para poder realizar las conexiones solicitadas por los izcallenses; “aquí tengo un asunto, en el que el ciudadano solicitó la instalación de disparo de agua y demás, desde el primero de agosto del 2018, y hasta la fecha no se ha realizado. Ya fui dos ocasiones con el secretario técnico, y pues lo que me dicen es que no hay material porque no se está comprando, no se está pagando a proveedores, y no hay material”, expuso.

“Por otro lado tengo, el escrito que firma el señor José Luis Serrano Lora, que menciona que 4 de las unidades de las pipas están fuera de servicio, porque, por ejemplo, la unidad 132, requiere cambio de llantas para que pueda estar en circulación; la 189, requiere una marcha, la 188 requiere inyectores; y la unidad 80, requiere un motor, muelles, llantas y mangueras; entonces, también les manifestaron que no hay el suficiente recurso para atender esta petición, lo cual se me hace indispensable porque si no, no pueden operar estas pipas, y no podemos llevar el suministro del vital líquido”, agregó Romina Jiménez.

Como contexto, sobre la nueva titular de Administración y Finanzas, de nombre Estela Pérez Medina, hay algunas quejas en redes sociales por sus malos tratos al personal, y hay inconformidad por su forma de trabajar, donde se ha señalado que ha despedido a algunos trabajadores para colocar a personal de su confianza; además, aseguran que su trato, se debe a que se “siente protegida” por la primer síndico Alejandra Miranda, con quien trabajó de asesora hasta antes de que el alcalde la invitara a sumarse a los trabajos de Operagua.

Las quejas de lo que está pasando en Operagua, llegaron al Cabildo en voz de la regidora Romina Jiménez, quien en su exposición, agregó que ella fue a la entrega-recepción del anterior secretario técnico, “y te puedo decir que el anterior me resolvió temas de 7 años, en una semana; una vez me ayudó a conectar a un predio que tenía 7 años que el señor estaba solicitando que lo conectaran, y lo hizo en una semana; por lo que considero que, al menos en ese cambio en específico, al haber hecho el cambio por el actual, fue una reversa, porque el organismo ya iba caminando, se iban desahogando los temas y pues ahora, todo está parado. Es cuanto”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *