Encabezó Ricardo Núñez otra sesión de Cabildo complicada

No le aprobaron 3 de sus propuestas; quedaron integradas comisiones edilicias

El presidente municipal de Cuautitlán Izcalli, Ricardo Núñez Ayala, culminó su segunda sesión de Cabildo con un “saldo negativo”, ya que los integrantes del Ayuntamiento decidieron, por abrumadora mayoría, no aprobarle tres de sus propuestas por considerar que no cumplían con la ley, o porque, a su juicio, no convenían a los intereses de los izcallenses.

El viernes pasado, se inició la segunda sesión de cabildo del nuevo gobierno, sin embargo, por una “amenaza de bomba”, se tuvo que posponer hasta este lunes. Entre los temas a tratar, estaba la conformación de las comisiones edilicias, las cuales, tras algunos ajustes y observaciones, se aprobó por unanimidad.

El tema que generó la controversia, fue el punto en donde el alcalde Ricardo Núñez Ayala,  solicitaba “autorización” para “contratar y concertar, en representación del Ayuntamiento, la realización de obras y la prestación de servicios públicos”.

Varios regidores, incluidos algunos de su propio partido Morena, consideraron que esta iniciativa los marginaba de la toma de decisiones y le daba todo el poder al alcalde para actuar libremente sin necesidad de tomarles opinión o informarles sobre futuros convenios y contratos; el argumento, es que ellos también, como lo marca la ley, tienen que ser partícipes de estas decisiones porque está dentro de sus atribuciones.

Es mucha responsabilidad, dijeron, para depositársela a una sola persona.

Entre los argumentos esbozados por los ediles, estaba la experiencia que se tuvo en el gobierno saliente, donde al alcalde Víctor Estrada Garibay, se le aprobó esta misma autorización, y nunca informó al Cabildo sobre los arrendamientos y servicios que contrató, los cuales, resultaron ineficientes y no cumplieron con las exigencias ciudadanas.

El asunto se complicó, porque los ediles exhibieron un boletín oficial, donde se daba cuenta de la “contratación” de 20 camiones recolectores de basura, situación que no había pasado por Cabildo y ellos no habían autorizado.

Finalmente y luego de varias intervenciones de síndicos y regidores, el alcalde Ricardo Núñez sometió a votación su propuesta, la cual fue rechazada por una “abrumadora mayoría”; sólo él votó a favor, 4 integrantes se abstuvieron, y todos los demás votaron en contra.

El segundo punto que le rechazaron al alcalde Ricardo Núñez, fue su propuesta de nombramiento del “oficial mediador-conciliador”; los ediles de prácticamente todos los partidos, reconocieron la trayectoria y currículum de la persona propuesta, sin embargo, ésta no contaba con un requisito que marca la ley: una certificación.

Tras varias intervenciones de síndicos y regidores, el punto de la orden del día se sometió a votación, y nuevamente, sólo Ricardo Núñez voto a favor; los demás, no avalaron al nuevo oficial mediador-conciliador.

Uno de los argumentos de los ediles que no avalaron la propuesta, fue que por hacer nombramientos sin que cumplieran con todo lo que marca la ley, hoy ex regidores y síndicos, en estos momentos, están enfrentando observaciones y tienen problemas ante el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México.

Otro punto propuesto por el alcalde Ricardo Núñez que no pasó, fue la “suspensión” de multas de Tránsito por un periodo de tres meses. Los ediles, de casi todos los partidos, le hicieron ver al presidente que su propuesta tenía buenas intenciones, sin embargo, el Ayuntamiento no puede, porque estaría violando la ley, al ordenar la no aplicación de un reglamento de carácter estatal.

Tras varias argumentaciones, Ricardo Núñez Ayala decidió “retirar” el punto de la discusión y no someterlo a votación de Cabildo, por lo que este tema quedará en espera de una decisión.

En esta misma sesión, se aprobó por unanimidad de todos los síndicos y regidores presentes, el nombramiento de los tres oficiales calificadores, quienes sí cumplían con el perfil y con lo que marca la ley para desempeñar el cargo.

Algunas voces, hicieron un llamado a los nuevos funcionarios para que se conduzcan con honestidad y no caigan en la tentación de la corrupción, ya que son los encargados de resolver el tema de las sanciones administrativas que cometen los ciudadanos izcallenses. Los nuevos Oficiales Calificadores son: Antonio López Méndez, René Navarrete Páez y Eloísa Matilde Ruiz Sánchez.

En estas dos sesiones de Cabildo que ha celebrado el nuevo Ayuntamiento, síndicos y regidores, de todos los partidos, se han postulado como un verdadero “contrapeso” y han mostrado su intención de no aprobar nada que vaya en contra de la ley y de los intereses de los izcallenses. Han dejado clara su postura, en el sentido de que las cosas se tienen que hacer bien y para contribuir a que el municipio salga del bache en que se encuentra.

P4-F4 web

P4-F6 web

P4-F1 web

P4-F2 web

P4-F3 web

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *