Transportistas, “en jaque” y al borde del colapso: Axell García

Son presas de la delincuencia; crecen robos, extorsiones y asesinatos

Los transportistas del Estado de México están siendo “presas” de la delincuencia a tal grado, que los tienen en “jaque y al borde del colapso”, ya que no sólo sufren por los asaltos de unidades y robos a mano armada, sino que ahora están siendo extorsionados y obligados a pagar “derecho de piso”; a quienes se oponen, los están asesinando.

En los últimos 10 meses, se han registrado 28 homicidios en contra de líderes o empresarios del transporte, por no acceder a la entrega de dinero al crimen organizado, y por lo menos 300 empresas, están siendo “víctimas silenciosas” sin que la autoridad haga nada al respecto, sostuvo el líder y dueño de Izgasa, Axell García Aguilera, quien dijo que el sistema judicial del Estado de México está rebasado y el fiscal general ha demostrado indiferencia e incapacidad para resolver el problema, razón por la cual, están pidiendo su renuncia.

Los transportistas están viviendo una situación muy difícil y complicada porque una verdadera “horda de delincuentes” diario salen a robar al transporte, y en los últimos años, han adoptado la modalidad de la extorsión y la “venta de protección”, que incluso, ya se han identificado con “calcomanías” que pegan en las unidades que están pagando el “derecho de piso”.

Diariamente, se estima que se cometen mil 600 asaltos al transporte público y en la mayoría de los casos, los delincuentes tienen sobre amenaza a los choferes, a quienes les piden que “pongan la camioneta”, o de lo contrario, van contra ellos y sus familias.

Hay municipios, como en Almoloya de Alquisiras, en donde los transportistas están devolviendo las concesiones a la Secretaría de Movilidad, porque la cuota diaria que está exigiendo la delincuencia, son de 230 pesos diarios por unidad, cuando los choferes están pagando 250 pesos de cuenta, lo cual, ya no resulta un negocio.

En otros casos, a las empresas del transporte les están pidiendo 5 mil pesos semanales de cuota, más pagos semestrales de 100 mil, todo ello, bajo la amenaza de que si no los pagan, se “atendrán a las consecuencias”, tanto personales y familiares, como patrimoniales; en algunos casos, se han registrado atentados, secuestros y quemas de unidades.

Según cifras que han recopilado los transportistas, el sistema de justicia estatal está completamente rebasado y colapsado, y es por eso que no pueden con el problema. Actualmente, en la Fiscalía, existen más de 2 millones de carpetas de investigación de la policía judicial, y hay más de 240 órdenes de aprehensión que no han sido ejecutadas. Hoy en día, hay menos de 2 mil elementos en esta corporación y un gran porcentaje, está “comisionado” para cuidar a funcionarios públicos.

Por desgracia, las estrategias que han instrumentado las autoridades estatales hasta el momento, no han sido eficaces no efectivas porque tienen muchos vicios, entre ellas, que las cámaras que se están colocando en las unidades, carecen de cobertura de internet en su gran mayoría, de tal suerte que no hay un enlace efectivo ni en tiempo real, para una buena capacidad de respuesta.

Este problema, dijo Axell García, se debe acabar con un cambio y una reestructuración integral del sistema judicial, empezando, con el cambio del fiscal por uno que tenga interés y voluntad de trabajar de la mano con la sociedad. Y es que, hace unos meses, se les entregó un “Atlas Delincuencial” con puntos de venta de droga, zonas de alta incidencia delictiva, y hasta lugares en donde operan y viven los delincuentes, pero la autoridad, de plano no ha hecho nada, incluso, pareciera que ni les interesa acabar con la delincuencia organizada.

Ante esta problemática, algunos transportistas están optando por crear “células de autodefensa” tanto para protegerse, como para inhibir y combatir el robo en sus rutas. Uno de esos casos, es el Corporativo Izgasa que viene trabajando desde hace algunos meses, con sistemas de alertas y de reacción para recuperar unidades robadas y para agarrar a los delincuentes.

Del 2018 a la fecha, se ha registrado mil 235 unidades robadas sólo en el Valle de México, de las cuales, 74 corresponden al Corporativo Izgasa, y gracias a sus sistemas de geolocalización, estrategias tecnológicas y sus unidades de seguridad privada, han logrado recuperar 71; las 3 que no se localizaron, fue porque los socios no pagaron su GPS y no lo tenían activado.

Axell García pidió al gobernador y al fiscal general, que tomen cartas en el asunto y que “le entren” en serio para resolver el problema, de lo contrario, proyectan realizar otro paro estatal ahora que rinda su Informe de Gobierno. En el caso del fiscal, acotó, los transportistas han iniciado una manifestación pacífica con pintas en sus cristales, alertando del problema, y pidiendo su renuncia al cargo, para que deje el lugar a una persona que traiga estrategia y un método diferente de trabajo.

El líder transportista desestimó las cifras positivas dadas a conocer hace unos días por parte del gobernador Alfredo del Mazo, en el sentido de que los delitos de alto impacto han disminuido: eso es una mentira, la delincuencia está a todo lo que da, y esto no se pude entender, sin que las policías estén coludidas con la mafia.

P3-F1 web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *