Invitados: D´Primera Plana

Edición 721 (24 de mayo de 2019)

Por Manuel Muñoz

“Convocatoria”; ¿Quién quiere ser policía?

Ya no se sabe ¿quién es quién?, ¿de quién me cuido?

¿Miopía, complicidad o miedo por amenazas?

Qué pensaría usted querido lector, si le ofrecieran trabajo como policía en estos momentos de tanta violencia delincuencial en el país. ¿Aceptaría?, ¿trataría usted de convertirse en el paladín de la justicia, en el héroe de su colonia, de su pueblo, municipio, estado o del país?. O quizá aceptaría que su hijo o su nieto se uniera al otrora heroico cuerpo de Seguridad Pública y Tránsito del Estado de México, del “H”. Ayuntamiento de Cuautitlán, la “H” hace muchos años se ponía porque era el HONORABLE Ayuntamiento y lo conformaba un cuerpo edilicio de hombres y mujeres honorables, es decir, con honor avalado por sus propios vecinos y por su diario vivir y actuar; hoy también hay Hidalgos, gente con honor, con la salvedad de que algunos Ayuntamientos se encuentran corrompidos por quienes las encabezan, sean hombres o mujeres; su gran miopía, su ceguera los delata y los hace cómplices. Así pues los dirigentes, llámese alcalde, secretario o comisario y regidores, peor aún, la propia sociedad, cuyo temor en las autoridades y policías, que evidentemente están coludidas, quizá se justifique que deban “hacerse de la vista gorda”, una autoridad y una sociedad que ve, escucha, sufre y no se atreve a denunciar a sus propios vecinos que se dedican a vender droga, a extorsionar y robar; mismos que a su vez son víctimas de grupos delincuenciales más poderosos que los tienen “a renta” por ser protegidos por policías, que a su vez, están siendo amenazados por otros delincuentes de más arriba; por el llamado crimen organizado, sí, tan organizado que alcanza esferas inimaginables, ¿y qué pasa?, vivimos entre cómplices y nos piden que denunciemos, ¿y qué denunciamos, a quién denunciamos?, para qué denunciamos si ante quien denunciemos podría ser nuestro peor enemigo; ¿para ser estadística de la mafia, un muerto más, un desaparecido más?, sí señores El Peje ha tenido la razón desde hace mucho ¿Y?. La mafia está en el poder, es una mafia que podría tener ya amedrentadas a las más altas esferas del poder, ahí en las entrañas de la política, de la policía, de los Poderes del país, sí el Poder Judicial, el Legislativo y el Ejecutivo, este último, que sirve para continuar la campaña ideológica llena de sueños de opio; hoy que al 80 por ciento de los mexicanos prefiere confiar ciegamente en el Mesías, antes de abrir los ojos y ver la realidad para exigirse así mismo asumir una actitud por lo menos valiente y luego activa, para demandar acciones concretas; todos saben donde están los delincuentes, pero por qué no denuncian; sí, lo sé, tienen miedo, da miedo claro, da mucho miedo por que podrías estar ante el cómplice de quien estas denunciando; la delincuencia está infiltrada hasta las entrañas, hay quienes no denuncian porque ahí están sus propios hijos, familiares y amigos, que como ya señalé, delinquen no por hambre, como dice El Peje, ni por no tener de otra opción de sobrevivir, claro que ese no es el motivo, el motivo puede ser y es, que están amenazados y no hay quien los defienda, hay un vacío de justicia, no hay policías, ¡que tristeza!, pero en el pecado se podría estar llevando la penitencia. Cuántos funcionarios hoy se cuidan hasta de su sombra, vean hoy cuantos escoltas traen los alcaldes sin saber que podrían estar viviendo con el enemigo, su escolta podría ser parte de la delincuencia que lo está cuidando mientras haga lo que quieren que haga, es decir, lo están vigilando de cerca, lo tienen atado. Así que vuelvo a la pregunta inicial querido lector: ¿le gustaría ser policía?, tiene alma de policía, por lo pronto, ¿qué le dice a los niños que usan una pistola de juguete y que se sienten policías? Ellos le disparan a otros “niños delincuentes”, sí, porque esos niños se disparan uno contra el otro, uno está en un bando y el otro pertenece al contrario, de que bando va a estar ese niño que usted ve jugando, de que bando está el policía que ve usted con sendas pistolas, rifles y escopetas, hace mucho que en Cuautitlán no atrapaban a delincuentes tan peligrosos, ¿Cuáles? Pues los que trabajaban como delincuentes, pero patrullaban como policías y la pregunta es, ¿son todos, sólo esos cinco policías convertidos en secuestradores y extorsionadores los que operaban en Cuautitlán?, hoy en un proceso judicial del que seguramente saldrán librados más temprano que tarde, disfrazados de policías diario patrullaban calles, casas, comercios, empresas, ¿con que propósito?, cuidar, vigilar o para estudiar el modus operandi y atacar impunemente. Y ahora la pregunta, es, porque si las máximas autoridades desde El Peje y compañía, gobernadores y alcaldes y hasta el más modesto periodista como el que esto escribe, sabemos y denunciamos la presencia de tanto malandrín en las calles y en las propias instituciones y además son señalados mediante manifestaciones, protestas, plantones, que se han registrado en las puertas de palacio nacional y municipal, denunciando y demandando la aplicación de la ley y que sucede, nada, absolutamente nada y aquellos que denunciamos, nos quedamos en la más absoluta indefensión, así que sirva éste espacio para decir, que si bien escribimos sin miedo y sin cortapisas, también debemos denunciar desde hoy a todos aquellos a quienes ya hemos señalados como verdaderos delincuentes y nada pasa, es más se ríen de las denuncias, pues tienen cómplices, el cáncer social sigue y ahora qué sigue, y qué si algo ocurre, es parte del riesgo de ésta noble profesión, pero si levanto la voz para decir que todos saben quiénes se convierten en enemigos del periodista, sólo aquellos que quieren callar la verdad y la verdad sea dicha, que todo mundo la escuche o lo lea; que todo mundo sepa que si no se denuncia es por miedo, no porque no se den cuenta; no somos pendejos, nos hacemos que es diferente. Ah, por cierto, hay convocatoria para pertenecer a la policía, ya no hace falta tener vocación, bastan unos pesos y saber frotarse las manos y ver para qué bando “batean” los jefes. ¿quién le entra al toro? Le dejo mi correo electrónico por cualquier cosa y me reitero a la orden: m.n.manuel@hotmail.com

Edición 720 (17 de mayo de 2019)

Por Manuel Muñoz

  • Se extraña a líderes obreros que hicieron grande al PRI
  • Los sindicatos eran fábrica de presidentes, diputados y senadores.
  • Penden de un hilo las cabezas de mandos policiacos en Cuautitlán, ¿o no?

¡Hay qué tiempos aquellos!, cuando a “La Bartola” le bastaba con dos pesos para pagar la renta, el teléfono y la luz; y todavía le alcanzaba “el gasto”, hasta para echarse su “alipús” de su dadivoso y trabajador marido. Hoy parece recobrar vigencia la letra de aquella vieja, sí, aquella vieja canción de mi ídolo Chava Flores cuando dice: “Tú no aprecias mis centavos; y los gastas que da horror; yo por eso no soy rico; por ser despilfarrador; si te alcanza pa’ la criada, pos le pagas de un jalón; tienes peso sobre peso; aunque no pasen de dos; guárdate algo pa’ mañana; que hay que ser conservador; ya verás cómo te ahorras; pa’ un abrigo de visón… Recuerdo aquella memorable entrevista con el mexiquense de Villa Nicolás Romero, Don Fidel Velázquez, en donde me dijo, “que den gracias a Dios los trabajadores que tienen empleo”, hoy la situación está muy difícil… Fue la nota principal de Excélsior y cómo no, si lo había dicho el líder máximo, ¡Don Fidel! ; vean ustedes, él, no era Fidel a secas, él era ¡Don Fidel! ¡ah sí¡, claro; ni más, ni menos. Hoy los priístas lo extrañan, bastaba un simple gesto, una mirada, una señal, una indicación con el índice y “el dedazo” de ¡Don Fidel!, líder máximo de CTM; era la señal que ungía y daba la bendición a cualquiera, incluso al próximo presidente del país. Ahí tenemos pues que Don Fidel dio vida a grandes líderes obreros y que hoy la mayoría sólo se encuentran en la historia, siendo Cuautitlán bastión de grandes líderes, grandes porque tenían el cobijo del gran viejo lobo de mar; el lobo mayor. La mayoría de ellos ya finados, como al propio Gregorio Velázquez Sánchez, su hermano, a Leonardo Rodríguez Alcaine a Wallas de la Mancha, Jesús Moreno Jiménez en Tlalnepantla, Armando Neyra Chávez, secretario general de CTM en el Estado de México, quien por cierto es padrino y sostiene desde hace 30 años a Leonardo Perete, en Tultitlán; Israel Ledesma Magaña que hoy 16 de mayo cumpliría años de vida, logró su sueño de ser diputado pero quería ser presidente de Tultitlán o ya de perdis de Cuautitlán; José Antonio Roa de la CROC, Don José Ruiz el poderoso líder sindical, padre de otro líder actual Roberto Ruiz Ángeles, fundador de la Confederación Mexicana Sindical; y que decir de los hermanos Leonel y Abel Domínguez Rivero, líderes de CTC, otrora todo poderosos de Zumpango; en Cuautitlán, ni más ni menos que a Sergio Pérez Tovar, el faraón de Tequisquiapan, ponía y quitaba presidentes en la región y por ello hacían gran desfile obrero el primero de mayo con miles de obreros. Y ahora ya no hay obreros ni para una cascarita de futbol, antes, al término del desfile era la gran comilona, un partido de futbol con el esquipo del Suuo de segunda división y su “aumentote” salarial, pero como eran los de la Industria Hulera Mexicana Good Year Oxxo de los obreros mejor pagados del país, pues ni chistaban las condiciones de su aumento, para ellos todo era vida y dulzura; también en la Ford, se vivían los mejores tiempos, por eso también eran bastión de presidentes municipales, regidores y diputados al por mayor. Los priístas hoy quisieran que se aparecieran aunque sea en espíritu, pero “pura madre”, ya no hay tal y para muestra, hace unos días hubo una concentración “obrera” de la CTC en Cuautitlán; se hicieron los aparecidos los herederos de CTC, puros “hijos”, tíos, sobrinos y pura parentela de los Domínguez Rivero; fueron a festejar el Primero de Mayo, Día del Trabajo, ya sin obreros, puro acarreado; lo cierto es que andan buscando chamba, ya no representan ni madre, quieren volver a figurar, ahí estaban Raúl Domínguez Rex, José Ortiz, Abel Domínguez Izazu, Rubén Domínguez, puro principito y todos los que se creen herederos del negocio de CTC; iban a hacer presencia en el desfile de Tlalnepantla, pero “no cupieron”, como ya no caben en Cuauti-tlán Izcalli, ni en su tierra Zumpango, en donde están desterrados. En fin, lo más difícil del mes de mayo ya pasó, pues al gobierno, a los sindicatos, los maestros y a los que nunca se han salvado, a los policías, le recuerdan desde el primer día del mes de mayo a su sagrada progenitora, tutora o madre, sí, a su mamá y cómo no hacerlo, si la sociedad está hasta la madre con la madre de sueldos que alcanzan para pura madre; con los servicios municipales que valen madre, que por tanta inseguridad, la delincuencia nos da en la madre, impúnemente gracias a que a los genízaros, a quienes lo único que les importa es darle en la madre al conductor, se encuentran sometidos a grandes cuotas por los jefes, entre ellos, un tal Juan Carlos Pineda de Cuautitlán, que de plano no tiene progenitora; ese disque comandante ya había sido corrido vergonzosamente por el actual alcalde de Cuautitlán y extrañamente lo premiaron nombrándolo jefe de turno de Tránsito, convirtiendo a la policía en una verdadera fábrica de mordelones; andan desbordados, y en tan sólo un mes, Cuautitlán es hoy “el paso de la muerte”, ganándole el título de primer lugar de corrupción a Tultitlán y Coacalco, catalogados como los municipios más corruptos del Estado de México y del país. Así de grave, el alcalde Ariel Juárez tiene en su agenda el combate a la corrupción como prioridad, ya corrió al director del Agua, a la tesorera y a la directora del DIF; las cabezas de mandos de Seguridad Pública y Tránsito penden de un hilo, principalmente la del subdirector Armando Reyes, que viene de Tlalnepantla, del mismo lugar de donde eran los cabecillas de una banda de hampones con placa y uniforme que secuestraban y extorsionaban impunemente en Cuautitlán; hicieron mancuerna con polis de Cuautitlán y que eran protegidos, ya se está investigando por quienes. Los cuautitlenses dicen: ya basta; hoy es muy fácil denunciar ante el presidente López “peje” los actos de corrupción, que él no está dispuesto a que se empañe su gobierno con funcionarios de cuarta y no precisamente “cuarta transformación”; aguas con el Juan Carlos Pineda, conocido como el pellejo, quien además se dice protegido de Fernando García Cuevas, connotado priísta y él sí, heredero en primera línea de la corona de la CTC; yo creo que Fer no protege pillos, pero ¿quién lo protege? Si me consta que el alcalde Ariel ya lo había corrido, ¿ya no se acordará?.

Edición 719 (10 de mayo de 2019)

Por Manuel Muñoz

* Cuidado con los delincuentes uniformados.

* Se han infiltrado en las corporaciones y engañan a la sociedad.

* ¿Y los Copacis y delegados?. A modo y aplaudiendo.

Es lamentable, pero además, sumamente serio, riesgoso y yo diría que hasta peligroso, saber que vives “con el enemigo en casa” y que se encuentra camuflado detrás de un uniforme policiaco; cuantas veces la sociedad en su conjunto, todo mundo, ha repetido hasta el cansancio que ya no sabe de quién cuidarse, si de los delincuentes o de la policía; y lamentablemente, tiene razón y, si además le agregamos, que el delincuente se puede encontrar agazapado, oculto, disfrazado detrás de un uniforme policiaco; usted sabe querido lector que se ha dicho infinidad de veces, que ¡no queremos más gente extraña! en las corporaciones policiacas, de las administraciones municipales y sin embargo, hay mandos, directores y subdirectores, la mayoría, que son unos perfectos inútiles y desconocidos que nunca había sido vistos por el rumbo y hoy aparecen al frente de corporaciones y oficinas de gobierno. Consecuentemente esos “nuevos” policías representan un conflicto y un riesgo para la sociedad, creer o no creer en esos desconocidos que fueron traídos, ¿quién sabe de dónde, por qué y por quién y para qué?.

Así, las corporaciones policiacas vuelven a caer en manos de verdaderos delincuentes influyentes, recomendados de tan arriba, que inclusive el propio presidente municipal o gobernador, depende de cada caso, no puede removerlos pese a su ineficacia; sólo son buenos para robar, dice López, “son parte de la mafia del poder”, yo le agregaría del poder en turno, sí, “la Cuarta Transformación” del presidente López, dice que va con todo en eso de la corrupción, caiga quien caiga, pero tal parece que el combate a la delincuencia sólo va a darse “en la casa de enfrente” no en la propia. O ¿entonces porque hay lugares en donde la voz del Peje no ha llegado, le están viendo la cara de “pejendejo”, porque ya ven que él trae otras cifras, otros números, muchas veces son encuestas alegres y por ende equivocadas o hasta alteradas, lo estarán engañando ¿o que pasa? Lo están haciendo quedar mal ante una sociedad que pretendía un “cambio verdadero”

Muchos alcaldes parece que viven, ya a tan sólo 130 días de gobierno, “un sueño guajiro”, pues resulta que a los policías oriundos de las localidades, a veces les cuesta trabajo identificar a algún sospechoso que ande rondando por las calles, las colonias y los pueblos; imagínense, lo que sucede con aquellos “extranjeros” que no conocen a nadie, así, literal, a nadie, porque vienen de otro municipio y a veces hasta de otro estado, de donde dejaron pésimos antecedentes; traen un negro historial, incluso con antecedentes penales graves, por haber estado en cárceles de alta seguridad o están inhabilitados y causaron baja por corrupción y a pesar de ello, son admitidos en la policía sin más trámite que una buena tajada para no cubrir el tan trillado examen de control de confianza. y justamente es ahí el problema, el policía no está certificado, viene a ver que se roba, pues finalmente podrá huir fácilmente pues aquí ni lo conocen.

El verdadero policía debe conocer, al bolero, al comerciante, al empresario, a los médicos, a las amas de casa que llevan a sus hijos a la escuela, a los profesores, al cura y obviamente a sus autoridades superiores, pero hoy se dan tantos casos de que los mandos no conocen ni a sus propios jefes, ni a sus colegas directores o subdirectores, ni a la tropa; sí, estamos perdidos ante un enemigo muy peligroso, un enemigo desconocido, un “ fantasma” y recordemos que una de las necesidades que surgen cuando la población anhela gobernantes capaces, es que la principal virtud de sus gobernantes sea la honestidad, el trabajo, la capacidad, ya no se aceptan funcionarios incapaces –léase, que no estén capacitados-, pero insistimos, lamentablemente para algunos gobiernos la prioridad dejó de ser el pueblo después de las elecciones, hoy su prioridad es ver cómo llevarse del erario lo más que se pueda, “sin que nadie se dé cuenta” y olvidan lo que dice el presidente López Obrador, que sean honestos, que estén dispuestos a vivir de su sueldo y por ello constantemente repite la frase de su ídolo Benito Juárez: “Bajo el sistema federativo, los funcionarios públicos, no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad. No pueden gobernar a impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes. No pueden improvisar fortunas, ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, disponiéndose a vivir, en la honrada medianía que proporciona la retribución que la ley les señala”.

Una de las necesidades que surgen cuando se aspira a políticas públicas más incluyentes es contar con instituciones en las que la ciudadanía confíe y a través de las cuales se sienta respaldada. Por ello, considerando que la policía es, en muchos casos, el primer contacto que la sociedad tiene con la autoridad, es importante contar con una institución que no sólo esté blindada en la mayor medida posible ante actos de corrupción, violencia o cualquier otro tipo de delincuencia, sino que, además, genere mayor confianza e invite a la comunidad a participar activamente, (Copacis) hablando de participación ciudadana; es necesario que los consejos de seguridad no sean una perdedera de tiempo, una reunión inútil que sólo sirve para que los consejos de participación ciudadana y delegados queden bien con sus autoridades locales a las que aplauden “como focas”, porque entonces cuando la delincuencia opera impunemente es debido a que esas autoridades son a la vez, cómplices de todas las atrocidades de los malos policías, que como ya decíamos se encuentran agazapados ya no sólo detrás de uniformes, ahora hasta de equipo nuevo como patrullas y motocicletas, pues los gobiernos están haciendo grandes inversiones aunque en otros rubros estén por la calle de la amargura; algunas oficinas sin computadoras y deje las computadoras, no tienen papel, ni clips; se andan peleando una pluma y pues ¿cuál es el problema? si al fin y al cabo de todo se le puede echar la culpa al de atrás, lo digo porque le echan la culpa al pasado, a los gobiernos anteriores, que además para colmo, muchos funcionarios del pasado hoy ocupan cargos de primera línea, como jefes de turno y comandantes de la policía, y por eso la percepción de la sociedad ante los nuevos gobiernos es de que es “pan con lo priísmo, digo, con lo mismo”.

Edición 718 (3 de mayo de 2019)

Por Manuel Muñoz

  • Puedes perder el poder pero no la dignidad
  • Ya “chole” con la cantaleta echándole la culpa al pasado
  • El poder no se posee, ni se comparte, se ejerce: Michel Foucault

 

“El que nunca ha tenido y llega a tener, loco se quiere volver”… Ah, pero eso no es lo peor de la vida, ¡no, no, no!, ¿qué sucede con aquel que todo lo tuvo y ahora no tiene nada?; es un golpe devastador. Se ha puesto a pensar querido lector, que le ha sucedido a todos aquellos a los que apenas hace 4 meses eran los “todopoderosos” y que sus “lacayos” hasta les “adivinaban” lo que querían con tan sólo una mirada, un gesto o una palabra; y aunque se equivocaran les decían “sí señor, lo que usted ordene señor; el jefe si se equivoca vuelve a mandar” –a bueno, eso sigue todavía eh, ya ven que las pejendejadas hoy son palabras de peso y tienen poder-; y ahora ya “ni los pelan”, es más, ya ni los conocen, así literal. Hoy los niegan como judas negó, dicen: yo nunca trabajé para él, ahora estoy a sus órdenes señor, dígame qué es lo que ordena, aquí estoy pa´servirle”; sí, se entregan al nuevo amo.

Perder el poder de esa manera tan brutal, cuando se llega a tener, y que ya no habrá nadie que encubra la corrupción y las deshonestidades, –como se dice ahora- y a pesar de ellas, por una ley no escrita se les tenía que proteger; perder todo eso es una verdadera tragedia y agréguenle, que pierdan su pensión, sus sirvientes, sus carros, sus guaruras y hasta la “vieja o el viejo”, según el caso, está muy cabrón. Aún más, el hecho de que hoy, quien ostenta el poder, todavía lo atiza señalándolo como ratero o que de imbécil no lo baja, es un golpe al ego que puede derivar en tragedia, hay algunos que se quitan la vida. Sí, la frustración es “bárbara”, lo acabamos de ver con el ex presidente peruano Alan García, que prefirió suicidarse antes que verse sometido a un juicio; olvídense de un juicio legal, ¡no!, el juicio de la sociedad, el juicio de todos aquellos millones que un día lo vitorearon y que hoy lo “lapidan” y señalan con índice de fuego después de tanta riqueza y ahora tras las rejas, uff, un infierno eso nunca, dijo y añadió en mensaje póstumo que en una parte dice así:

“Nuestros adversarios optaron por la estrategia de criminalizarme durante más de 30 años, pero jamás encontraron nada y los derroté nuevamente, porque nunca encontraran más que sus especulaciones y frustraciones.

En este tiempo de rumores y odios repetidos, que la mayoría creen verdad, he visto como se utilizan los procedimientos para humillar o vejar y no para encontrar verdades.

Por muchos años me situé por sobre los insultos, me defendí y el homenaje de mis enemigos fue argumentar que Alan García era suficientemente inteligente como para que ellos no pudieran probar sus calumnias.

Cumplido mi deber en la política y en las obras hechas para el pueblo; alcanzadas las metas que otros países o gobiernos no han logrado, no tengo por qué aceptar vejámenes.

He visto a otros desfilar esposados, guardando su miserable existencia. Pero Alan García no tiene por qué sufrir esas injusticias y circos, por eso le dejo a mis hijos la dignidad de mis decisiones, a mis compañeros una señal de orgullo, y mi cadáver como una muestra de mi desprecio hacia mis adversarios porque ya cumplí la misión que me impuse.”

Fuerte mensaje redactado a la muerte o dictado por ella, no lo sé, pero cualquier semejanza en la vida política de nuestro país, de nuestro estado o nuestro municipio, es pura coincidencia, pero, valga para comentar, sobre la importancia del poder, o quizá debiera decir, del quien está en el poder, sí, en algunos casos, “loco se quiere volver”, pero en otros, se detecta claramente su falta de oficio político y por ende su ignorancia; es como cuando te entregan la carta en un restaurante y a la primera de cambios preguntas ¿y esto con qué se come?; pues así, justamente así es el poder, el poder según el filósofo, historiador y pensador Francés Michel Foucault señala que “el poder no se posee ni se comparte, se ejerce”; es en el ejercicio del poder donde se construye el sujeto, así que cuando el pueblo te cuestiona y te dice: a ver señor mandatario, ¿por qué?, usted ordena una cosa y sus subordinados hacen otra, el que no sabe mandar es porque no sabe servir, ni sabe para qué sirve el poder y si el poder no sirve para servir, entonces el pueblo sabrá corregir; él sí, el pueblo, ya no está dormido, hay muchos que votaron por tal o cual, y hoy por hoy ya no volverían a votar ni por uno, ni por otro, así que a trabajar, a entender para qué sirve el poder, “el poder no se comparte”, para luego no andar echando culpas por nuestras pejendejadas. m.n.manuel@hotmail.com

Edición 717 (12 de abril de 2019)

Por Manuel Muñoz

  • Los Loret de Mola periodistas de abolengo sienten ese frío extraño que da la impotencia, es coraje, la decepción o el desamparo, pero nunca miedo.
  • Nada de punto final.

Desde éste bello rincón, aquí frente al espejo del lago más bonito de Cuautitlán Izcalli, le envío un fuerte abrazo a mi amigo Rafita Loret de Mola, con quien coincidí en varios medios informativos, como en “México Hoy” y en ¡Basta!, de nuestro mutuo amigo Miguel Cantón Zetina de Quehacer Político, en donde también colaboramos juntos. Esa revista, nació como columna política competencia de Frentes Políticos de Excélsior y luego fuera una de las más importantes revistas de ese género, convirtiéndose en pilar de lo que hoy es el emporio periodístico más importante del país: Tabasco Hoy, Basta! etc.

Y al siempre amable, sonriente y afectivo hermano Carlos Loret de Mola, quien ha vivido en carne propia lo que es ser corresponsal de guerra para Televisa, hoy un hombre maduro en toda la extensión de la palabra y que desde niño, pero cuando joven ya tenía el “sexto sentido” que le permite al reportero “olfatear” hasta el menor rastro de la noticia; siempre, buscando la D´Primera Plana, la principal, “ la princesa”.

Carlos andaba entre estallidos de bombardeos, entre balas de alto calibre, balas de guerra; las luces que producen los impactos de cañones, los destellos en el cielo de los misiles, etc.; literal, así andaba sin miedo sorteando la muerte y las balas nunca le dieron tanto miedo como quizá hoy pudiera temer a ciertas amenazas. Un hombre de agallas, un hombre al que no le importó en ningún momento estar en riesgo latente y que hoy ha sentido nuevamente el escalofrío que produce la sensación de estar en peligro; el reportero no tiene miedo como tal, es valiente, claro, no valentón, eso jamás; ahora le llaman adrenalina, el reportero es un ser humano dotado de ciertas características que lo hacen ser intrépido, pero que su instinto de supervivencia, le señala, como le sucede a cualquiera, “se le prende un foco rojo” y le dice que debe cuidarse, protegerse. Rafa Loret, su señor padre ha señalado que se retira del periodismo porque se siente amenazado de muerte, yo, no creo que Rafa tenga miedo de nada, está encabronado por tanto abuso, porque no le han hecho caso, algo enunció y no lo han atendido, algo denunció periodísticamente y no le han hecho caso, quiere sentirse y saberse leído, escuchado y lo han hecho menos, y es cuando el reportero explota y mienta madres. Pero no pasa nada, Rafa es un adicto al periodismo, es diarista, es escritor y un reportero no puede decir yo ya no escribo, está bendecido para escribir el resto de sus días, es como si yo dijera ahora mismo, les anuncio que ya dejo de vivir, pues no verdad, es más complicado que una simple crónica de una muerte anunciada, no basta decir que alguien nos ha amenazado de muerte.

Ya vez Rafita, a mí una vieja fodonga llamada Juana Carrillo Luna hoy flamante diputada federal plurinominal (con todo respeto, como dice El Peje) me amenazó de muerte, en mi cara, me dijo que me iba a matar si escribía lo que entonces había ocurrido; había roto una asamblea… Ahí sigue tan campante gozando de impunidad, recientemente me la encontré en palacio municipal de Cuauti-tlán, me vio y se siguió, no le dio vergüenza, dijo “hola Manuel” y continuó sin inmutarse… En fin, no te preocupes Rafita Loret “me canso ganso” que nadie se muere antes ni después, recuerda que “cuando te toca, ni aunque te quites” y cuando no te toca “ni aunque te pongas”, claro que comprendo la zozobra en que te encuentras, no por ti por Carlos tu hijo, a mí me consta que no son fifís, pero me gustaría seguir viendo tu información. Ya vez, Facundo Cabral, un hombre de Dios, estaba consagrado a la oración, a la filosofía, a la música, al canto y un salvaje lo asesinó, hoy su compañero de giras musicales, se ha ido, Alberto Cortés, se va; ambos decían que lo Cortes no me quita lo Cabral y cantaban alegremente a dúo “No soy de aquí ni soy de allá”, así es la muerte, mírame a mí, apenas hace unos meses se fue mi esposa y yo me quería ir con ella; le pedía a Dios que me concediera el honor de acompañarla a la entrada del cielo, aunque de ahí me echaran pa´bajo; quien soy yo sin ella, me decía en esos momentos. Y sabes qué, que bueno que no me fui, hoy disfruto más que nunca a mis hijos y mis nietos, bueno, amigo, no te achicopales, tú decías, que hay que escribir sin miedo, yo digo que tienes razón, pues tarde o temprano tendremos que poner punto final; por ahora, sólo son puntos suspensivos…

Edición 716 (5 de abril de 2019)

Por Manuel Muñoz

  • Mientras no acabe la corrupción.
  • Habrá informe de los 100 días en Rancho San Blas.
  • No hay plazo que no se cumpla…llegaron los 100 días.

¡Ah! que bellos aquellos tiempos en los que en el Tercer Informe de Gobierno del presidente López se decía: “Tenemos que acostumbrarnos a administrar la abundancia”. Hoy el presidente López dice: “Debemos acostumbrarnos a vivir en austeridad Franciscana”.

En aquel discurso del primero de septiembre de 1979, José López Portillo, en el Palacio Legislativo de San Lázaro de la Ciudad de México, en ocasión de su III Informe de Gobierno, el también ungido con un apellido español, el señor López, dijo, que México es un país de contrastes, ha estado acostumbrado a administrar carencias y crisis. Ahora, con el petróleo en el otro extremo, tenemos que acostumbrarnos a administrar la abundancia; hoy 40 años después, también tenemos en puerta la construcción de nuevas refinerías, y ahora como entonces, tendremos mucho dinero, muchísimo, aunque hoy como antes, no sabemos a dónde va a parar.

Decía López hace 40 años: Ante esta soberanía, renovada conforme al proceso de la Reforma Política, en proporción a la fuerza electoral de los partidos definitivamente registrados y al aumento de nuestra población, rindo este Tercer Informe sobre el estado que guarda la Administración Pública del país. La moralidad y eficacia de los funcionarios públicos asegura la marcha de nuestras instituciones y es sustento del consenso colectivo de confianza que impulsa la acción.

Por ello, pese al escándalo y a todos los aspavientos; al descrédito y a la incomprensión; a los intereses creados; a las solidaridades menores; a los amiguísimos vergonzantes, y a la inmadura conversión de los infractores en héroes y de la autoridad en villano, en todos los ámbitos seguiremos actuando con entereza y sin vacilación.

Todos condenamos la corrupción como concepto; pero muchos, cuando se concreta en caras y nombres, si los conocen bien, convierten su condena en “compadecimiento” y, si no los conocen, en indignación y saña. No podemos deformar la calificación de los hechos por la cuantía probada, o por la amistad, o condición social, intelectual o política de los autores.

Actuaremos siempre con base en investigación o denuncias responsables; no por inferencias, delación o chismes.

No podemos convertirnos en un país de cínicos. Planear, generar proyectos y trabajar, toma tiempo, dinero y esfuerzo se decía hace 40 años, por eso hoy no podemos adelantar que va a decir el presidente municipal Ariel Juárez en el llamado informe de los 100 días de administración, mismo que harán la próxima semana todos los alcaldes del Estado de México, antes de irse a sus muy “merecidas” vacaciones. Sí, como la ven, a 100 días de trabajo les corresponde unas vacaciones por lo menos aquí a Acapulco en la azotea, lo que sí podemos ver, es que ésta vez se va a dedicar a hacer informar de manera breve y concisa algo nuevo, ya no se va a escuchar que si Clamont, que si Becerril, que si los priistas, que si los panistas, que si “chana o Juana”, no, ya nada de eso, de repente se “le chispoteará” y la inercia se lo llevará y tendrá que decir que en el pasado saquearon al municipio y que por eso ahora Cuautitlán se encuentra con deudas que tendrán que pagar nuestros hijos y hasta nuestros nietos y que por eso en estos primeros 100 días de administración, no se ha podido avanzar con la fluidez que se desea; pero que todo va bien, es decir, ahí vamos, como dice el señor López, poco a poco, pero ahí vamos.

Sin embargo, los 100 días, tradicionalmente han servido en múltiples administraciones para darle las gracias a aquellos que sin ser del equipo tuvieron que estar al inicio de las administraciones por los diversos compromisos adquiridos y que ahora a poco más de tres meses de distancia ya se ha visto que no funcionan, que les falta o no tienen experiencia y están atrasando el trabajo de la administración, por ello se dice que todo lo que huele a Paco podría tener las horas contadas, aunque existe un fuerte interés en que el área de Administración, Tesorería, en Adquisiciones, en el Almacén General, en el área del Agua Potable, y no se diga en la Policía y Tránsito, para muchos o cuando menos para algunos, podrían estar viviendo sus últimas horas en la administración.

Total, que los 100 días son para el reacomodo real, de ahí que el informe estará centrado en dar a conocer los avances en materia de Seguridad Pública, en alumbrado, en el deporte, en cultura, porque en el área de Desarrollo Urbano y en Comercio, se ha visto el trabajo de esas oficinas, por que verdaderamente están exigiendo al contribuyente que se ponga al corriente de manera muy estricta, claro, se requieren recursos, los ingresos, los impuestos, las contribuciones son para eso, para generar obras y servicios.

El gasto corriente es brutal, por eso hubo muchísimos recortes de personal, que en primera instancia parecía una arbitrariedad, pero que hoy los mismos que se han quedado se han dado cuenta que si cada quien trabaja lo que le corresponde “la chamba” sale y más cuando los empleados lleguen a sus horas y se dediquen a hacer lo que les corresponde. En Rancho San Blas, será este día 10 a las 10, el informe de los 100 días, se sabe que esta zona como la de Haciendas, Lázaro Cárdenas Galaxias, son las que más recursos para desarrollar diversas obras, van a ser beneficiados, pero hoy los Copacis tendrán verdadera participación, ahí está la clave para que desde ahora, se vaya ya integrando el comité municipal de Morena, y también Cuautitlán va a festejar que ya habrá oficina de atención ciudadana del ni más ni menos, el diputado federal Edgar Arenas Madrigal; sí señoras y señores, ya sabemos que tenía 100 días sin venir, si, con toda la investidura que le cayó del cielo, pero vendrá a prometer que ahora habrá oficina en la que él poco o nada va a estar, pero habrá una secretaria que atenderá sus peticiones a la diputación, y quizá anuncie que desde ahí se empezará a buscar el posicionamiento, porque ahora es cuando podría ir posicionándose para otra vez desplazar al que se le pare enfrente, por lo pronto, Elpidio Jiménez y los que se dicen Morenos de corazón; ya se preparan para protestar si le dan juego en el partido, que hoy por hoy el dueño de la pelota se llama Ariel Juárez y que el informe en Cabildos itinerantes tiene ya parte del marcador a favor.m.n.manuel@hotmail.com

Edición 715 (29 de marzo de 2019)

Por Manuel Muñoz

* Nada hay oculto bajo el sol

* De lo sublime a lo ridículo

* La diputada Juana Carrillo ¿ya me perdonaría la vida?

Resulta muy interesante tener “en pantalla“ permanente, a aquellos que les gusta estar en el ojo del huracán porque quizá no tienen ni idea de lo que es ser objeto de todas las miradas, absolutamente todas, incluso las del enemigo, las de aquellos que están al acecho, los “caza fallas”, en donde una coma en el texto, o un “lapsus pendejus” al hablar; ya ven que hay quienes tienen cierta “tara” o pausa entre idea e idea, es decir, tardan en calibrar, tardan en coordinar ideas y entonces hacen un “Stand by” tan largo, que parece que se les va el avión y esto suele hasta despistar al enemigo, pero que finalmente podría ser estrategia para cambiar deliberadamente el tema y salirse por la tangente, de tal manera que hoy los periodistas “debemos agradecer” que salga “el chapulín colorado” a defendernos, y sí, así de ingenuo como ese personaje de la comicidad resulta el ofrecimiento del gobierno a los periodistas que cada mañana, todos los días informan y al hacerlo pisamos cayos, y no es que tal o cual funcionario sea enemigo del periodista, no, lo que sucede es que hay muchos, que con el afán de ser protagonistas, hablan a lo puro pendejo y entonces, basta solamente comentar desde un ángulo crítico y objetivo lo que ellos mismos convierten en una valiosa herramienta de trabajo, valiosa, porque además es lo que le gusta al lector conocer, esos puntos finos que se convierten en la comidilla del día, en el mira nomas lo que dijo o lo que hizo este pendejo.

Y así se va el día, sucede que antes los reporteros efectivamente teníamos que esperar a que el sol estuviera sobre nuestras cabezas para empezar a tener la nota y hoy no, desde que amanece ya hay nota, que digo nota, libros, con lo que dice el presidente legítimo da no sólo para la nota del día, sino para la edición completa del periódico, portada y contra portada con notas “D´Primera Plana”; hay tenemos el tema del perdón de los españoles a los mexicanos, no manches, habrá tema para otros 500 años de memes y de risa loca y ¿todo porque?, por querer quedar bien con los habitantes originarios de México, o como dijo Vargas Llosa, con los millones de indios que se encuentran sumidos en la pobreza más grande del ser humano que es la ignorancia y que han servido y siguen sirviendo para que gobiernos vengan y gobiernos vayan y se les prometa sacarlos de la pobreza cuando lo que necesitan es salir de la ignorancia; sólo que cuando la libertad de expresión empieza a conectarse con el cerebro, entonces se les llama “fifís”, entonces pasan de ignorantes a “sabelotodo” y ya no caen bien al gobierno en turno acostumbrado a pagar para que los llenen de alabanzas; de lo contrario, se convierten en mal agradecidos y en los que “por eso están como están” porque nadamás “se les da la mano y se toman la pata”; de ahí la frase esa de que si ya sabes como soy para que me invitas.

Me parece que si no queremos seguir viendo como las ocurrencias mañaneras dan pie a que las ocurrencias se conviertan en noticias “D´Primera Plana” y se corra el riesgo de que lo que hoy es una conferencia de prensa improvisada se convierta en el espectáculo mañanero, en donde se digan chascarrillos, como ya ocurre, y se inventen frases fifís o de caló barato, entonces alguien debe moderar, porque en verdad, va a llegar el día en que se va a abrir con mariachi, guitarras bailables, para llenar el espacio televisivo y nomás falta que saquen los tamales y las chelas pa´los crudos, si es que aún hay por ahí algún periodista chupador, ya ven que dice aquel, que ahora “hasta las patas les tienen que cortar a los periodistas fifís, porque ya no hay pa´mantener vicios. Y todo esto, para señalar que ojalá verdaderamente surja un súper defensor de periodistas, porque de lo contrario como chingados nos van a defender de los políticos mata policías como Juana Carrillo Luna, hoy flamante diputada plurinominal, que al que esto escribe amenazo públicamente de muerte diciendo a grito abierto y señalando con su índice de fuego “si escribes esto que ocurrió aquí te mato cabrón” ¿y que creen? si lo escribí, lleno de pavor por tan flamígeras amenazas, pero lo escribí, vaya atrevimiento, imaginen vivir en la zozobra de cuando te va a lleva al rancho de Andrés… m.n.manuel@hotmail,.com

 

Edición 714 (22 de marzo de 2019)

Por Manuel Muñoz

* No se ve por donde, pero el PRI busca resurgir.

* Morena, busca confirmar con Copacis y delegados su hegemonía.

* La elección del 30 será el termómetro político.

El capital político actual del PRI puede ser cuestionable, el descalabro sufrido en las elecciones de julio del año pasado, pareciera que fue un golpe mortal, sin embargo, en algunos casos como en Cuautitlán, en donde su candidato superó las expectativas logrando una votación histórica, pese a haber perdido de manera contundente ante el candidato de Morena, como ocurrió en casi todo el país, Aldo Ledesma se identificó con la gente, convenció su discurso.

Conocedor de la problemática del municipio, logró posesionarse ampliamente, sin embargo, no logró sacudirse lo que algunos o algunas llaman hoy sanguijuelas de la política y ahí se le cayó la elección en el último momento; perdió, pero justamente esa es, tan sólo una parte de la estrategia de los adversarios del PRI, mientras que ellos, los del PRI, con todo y sus triquiñuelas, despensas, compra de votos, todo lo que digan y manden, nunca esperaron que Morena se diera el lujo de esperar agazapado, una estrategia muy riesgosa, pero que les resultó a la perfección.

Nunca mostraron sus armas, manejando un bajo perfil, todo el tiempo estuvieron ahí agazapados, ellos apostaron todo con “El Peje”; si gana “El Peje” ganamos todos y sí les resultó; mientras unos desplegaban poderío, y la jugada “maestra” fue hasta el final, Morena solamente iba con los liderazgos o con quienes estaban verdaderamente molestos con los priistas y con los malos gobiernos emanados de esas filas, con los que les iban a resolver la elección dándole el voto a López. Sí, sólo compraron a los verdaderos líderes, así, el día de la elección, el primero de julio, aquellos que parecía una derrota inminente para Morena, dieron el campanazo, el golpe certero, gente salió de todos lados a votar, los priístas veían como Morena empezó a avasallar, los barrieron, fue Morena una aplanadora, todo mundo se preguntaba cómo era posible que salían propios y extraños, ¿qué había ocurrido?, ¿qué pasó? teníamos ganada la elección decían, aaah, pero la sorpresa fue, justamente que todos los inconformes incluyendo a cientos de priístas que en su momento se les dijo traicioneros, viles y vulgares traicioneros, muchos incluso habían estado en campaña portando playeras rojas, gorras y utilitarios del PRI, anduvieron “promoviendo” a Aldo, pero a la hora de la hora, tómala, “puñalada trapera”, duro y a la cabeza, votaron al revés.

Bueno, pues justo ahora con los Consejos de Participación es lo mismo, mientras que los priístas andan desde hace ya más de un mes, buscando a los mejores representantes de Consejos de Participación Ciudadana y delegados, las planillas parecen ya tener un color claramente priísta, pues de última hora se les están rajando, muchos ya no quieren seguir, argumentando compromisos de trabajo o familiares y hasta de salud, sin embargo, van a aparecer en las planillas de Morena, ¡sí señor!, así como en julio pasado, hoy en Marzo, en los Copacis ya están muchos, con la firme convicción de que se van a la planilla de Morena, es decir, la guinda. Pero no cabe duda que los priistas han trabajado, aún tienen guerreros, pero en este caso, según lo estamos apuntando, “nadie sabe para quién trabaja”, claro, hay muchísimos priistas de hueso colorado que se van a morir en la raya y con la cara al sol, pero son y pertenecen verdaderamente al capital político del PRI, por lo que hoy por hoy en esta elección de delegados y Copacis, se verá, si la presencia de todos esos priístas de cepa, como Mary Monroy, Aldo Ledesma, Chucho Reyes, Martín Paredes, Edgar Ledesma, Raúl Ortiz, “El Arqui” Jorge Quintanar; el mismo Gabriel Casillas, y sin duda están operando por ahí otros actores que ya no son muy bien vistos; así el PRI en Cuautitlán, pero en general en el Estado de México, buscan con la elección de Copacis y delegados, una de dos, resurgir de entre las cenizas y escombros del pasado o morir con dignidad, porque algunos son verdaderos muertos vivientes, como algunos panistas y perredistas, ni que decir de Nueva Alianza y otras sanguijuelas que como dijo Yeydkol Polevnsky lograron incrustarse con el partido en el poder, pero están plenamente identificados y poco a poco se los van a sacudir, habrá una verdadera purga como ya está ocurriendo en Cuautitlán, en donde el que se decía intocable, Paco Santos, ya le quitaron sus primeros tentáculos, el director del Agua y el sub director de Tránsito. Mi correo: m.n.manuel@hotmail.com

Edición 713 (15 de marzo de 2019)

Por Manuel Muñoz

* No a lambiscones y aplaudidores

* La ex brazo derecho del presidente del PRI local, hoy le “besa la mano” a Ariel

* Yeidckol Polevnsky hace un llamado para evitar “sabandijas y chapulines”

Dice que prefiere que le llamen Ariel, así a secas, por su nombre, y que no se siente cómodo cuando le dicen “sí señor presidente; lo que usted diga señor presidente; como ordene mi señor”. Eso, ya pasó a la historia, aquí soy Ariel, el vecino, el que sale a las calles a hablar con la gente, el que le gustan las garnachas, los guaraches del 6 aunque sean la competencia de su directora de Desarrollo Social, Dulce Ugarte; los tacos del cuñado, los sopes de banqueta y en general “soy garnachero”, dijo el señor presidente de Cuautitlán, dejando claro, porque además lo señaló, que no le gustan los lambiscones, es decir, los que sólo van a aplaudir a los evento.

Dijo que los Copacis y los delegados ya no serán fábrica de aplaudidores como en el pasado, que además eran “la porra” del presidente en turno, eran las chicas “chiquitiboom”, las gritonas -me acorde de Carolina Pacheco y Lucha “La Güera” a producto de gallina, no sé porque, eran las que en las sesiones de consejos de seguridad, iban a “dar las gracias” por todos los beneficios recibidos en todas y cada una de las comunidades aunque en la realidad, a la gente, a sus representados se los estuviera llevando la chingada por falta de servicios y como no iban a hacerlo así, si las tenían bien “maiceadas” con despensas y en muchos casos hasta en la nómina del Ayuntamiento y/o del PRI, eso no lo dijo Ariel, lo digo yo.

Y precisamente recordé lo de los Copacis (Consejos de Participación Ciudadana), por que ayer me encontré en el Parque de la Cruz a “Las Galácticas”, líderes de Copaci de Galaxia, que estaban que echaban chispas y humo de coraje, no por el calor tremendo que hizo durante el Cabildo itinerante a donde fueron invitadas por Rocío Montes Monroy, la regidora del PRI que ni las gracias les dio, por cierto esta representante del PRI, ha sido “nombrada” como presidenta de la comisión de agradecimiento permanente al alcalde Ariel, quien pese a “la pedrada” que le lanzó directo a la cabeza el alcalde, no entendió, apenas había dicho Ariel, que no le gustaban los lambiscones y ahí va la flamante regidora priísta, ex mil usos del PRI con Chucho Reyes su padrino, hoy convertida en “Patiño” de Ariel al grado de ponerse de tapete, de alfombra roja y para decir, “le agradezco señor presidente por todo lo que hace usted por la gente y por nosotros los regidores”.

Cuando empezó a hablar, los regidores ahí presentes movieron la cabeza e hicieron una mueca de desagrado; no se la mentaron porque de plano “Dios es grande”, pero casi decían “yo ni la conozco”, da pena ajena, ahí va ya la “lame botas”, ya nomás falta que en cada sesión saque sus diplomas para el presidente por haberse levantado más guapo, ¿esa es la oposición?.

Abner Rojo no canta mal las rancheras, anda ya buscando otros huesos a nivel estatal en su partido, el PRI, mientras que el cargo para el que fue electo y se le dio la preferencia muy a pesar de otros con mayores méritos y militancia que simplemente tener un pariente hidalguense en el comité nacional y que esté desperdiciando el tiempo dedicándose a cosas ajenas a su regiduría; cabe mencionar, que el famosísimo Choques, ex regidor, chofer de Paco Santos, no llegó ni a los 100 días en la administración de Ariel, se sintió bien apadrinado y ya caminó, lo corrieron vergonzosamente del organismo de agua y saneamiento donde su jefe “El Paquito” es experto en trácalas; también echaron ya al subdirector de Tránsito Jaime Sánchez y el nuevo encargado de Derechos Humanos municipal, Arturo Velázquez Salcedo, también tiene la lupa encima; se le recuerda en la administración de Manuel Becerril de donde salió junto con Sonia Castañeda y si el doctor los corrió, imagínense, ya es mucho que decir y menos cuando no es santo de la devoción de Ariel, quien cada oportunidad lo menciona no muy gratamente.

La que supo aprovechar el evento fue la regidora del PAN, Olivia Luna; propuso que en todo el municipio se tome en cuenta a las personas discapacitadas, ya que las banquetas se encuentran muy deterioradas y representan una trampa mortal para estos seres humanos, que en muchos casos, están desvalidos y si una persona con todas sus capacidades se tropieza y cae por el mal estado de las banquetas, ya que no hay rampas ni señalamientos, imagínense a los discapacitados; se ve que por lo menos la regidora está trabajando y no va como otros, “nomás” a levantar la mano. m.n.manuel@hotmail.com

Edición 712 (8 de marzo de 2019)

Por Manuel Muñoz

* 100 días y de noche

* Por culpa del pasado estamos como estamos, siguen diciendo

* La Cuarta T no es de la noche a la mañana, pero que no se quede en el pasado

100 días de gobierno, ¿qué son 100 días? en un país que tiene muchos, pero muchísimos años de retraso social, económico y político; de educación, salud y ya ni hablar de seguridad, en donde cada momento vemos como la política del “cangrejo” parece poner a la sociedad mexicana en charola de plata para que la delincuencia se sigan dando un festín carnavalesco, sin que nadie pueda siquiera hacer mella al poder que hoy ostenta la delincuencia organizada y menos cuando el mejor pretexto de las administraciones actuales, de todos los colores políticos, es la impunidad, es decir que hoy, todos los problemas son por la corrupción de pasado, son por las malas administraciones pasadas de la mafia del poder y estamos viendo, que la verdadera mafia, la mafia que flagela a la sociedad sigue en las calles cometiendo toda clase de crímenes, son el monstruo de “las mil cabezas” que acunó la impunidad de autoridades del pasado, cuando menos en estos 100 días de la “Cuarta T”, es lo que se ha descubierto, que la impunidad impera desde entonces y hasta nuestros días por los malos gobiernos del pasado.

“Aaah, pero en la casa de enfrente, no en la mía eh”, y dónde están esas cárceles repletas de corruptos, donde están los guachicoleros y los delincuentes de cuello blanco, los que matan policías, militares y políticos, dónde?… ahí surge otro monstruo llamado complicidad, miedo o simplemente porque “no vamos a reprimir, no hay gente mala”, hoy la autoridad se ha atrevido irresponsablemente a decir que los delincuentes delinquen por hambre, por hambre y vemos que viven a todo lujo con súper autos, ranchos y riquezas comparables solamente con algunos políticos que como verdaderos capos entran y salen de la cárcel exonerados, limpios de toda culpa y otros ya incrustados una vez más en el gobierno actual, desde donde seguirán operando para intereses de la poderosa mafia, la mafia verdadera, esa mafia que hoy por hoy tiene a la autoridad con las manos atadas para responder a las agresiones.

Hoy la policía ya no reprime y ya ven en Santa Rosa de Lima, tan es así, que dicen “que la otra noche llegó un delincuente a su casa todo besuqueado y su esposa le reclamó acusándolo de infiel; éste le contestó sereno, confiado en que le creería, calma mujer, le dijo, es que me enfrente a balazos con la policía y ya ves que ahora ellos lo único que dan son besos y abrazos, no balazo; por eso es que me pintarrajearon, concluyó, y la mujer lo premió con más besos, ese es mi rey.

Chistes, memes y diversas burlas de esta índole, son la comidilla del ingenio mexicano, aunque sea humor negro, pero lo cierto es que el respeto se ha perdido y pudiera ir en aumento si se sigue dando tumbos y se actúa al estilo chimoltrufiesco, es decir, “así como digo una cosa, digo la otra”; es ahí donde la autoridad va perdiendo credibilidad y respeto, y más cuando se ha perdido la capacidad de asombro, ya nadie se aflige ni se asombra por los robos a transeúnte, los robos de autos, de tantos homicidios. Hoy los crímenes de alto impacto son los feminicidios o los asesinatos de políticos, se han dado cuenta que ya no es negocio el asalto instituciones bancarias, hasta los 90s, los delitos de alto impacto eran los asaltos a mano armada, hoy ya no, ahora tanto crimen, tanto robo es ya el pan de cada día; Peor aún, desde aquellas escenas terribles de San Mateo Atenco cuando los macheteros, desafiaron a la policía y se vio como golpearon a los uniformados, porque al entonces gobernador en turno se le ocurrió que la policía no debía responder a las agresiones, desde ahí y para acá, se perdió el respeto a la autoridad, y dicho se sea de paso, la autoridad fue quien perdió el respeto por no darse a respetar; es pues desde entonces, que en todos estos años, ¿desde dónde quieren empezar?, desde Plutarco Elías Calles, y el nacimiento del PRI hace 90 años o quieren empezar desde Díaz Ordaz o la llegada de los tecnócratas y los neoliberales con Salinas, De la Madrid, ¿quién le perdió el respeto a quién?, hoy los abucheos de la gente en los mítines multitudinarios son sólo el reflejo de lo que se sembró durante tantos años de abandono y se dice que tienen jiribilla, sí, ¡pero aguas!, el efecto bumerang puede ser costoso, el que se lleva se aguanta, bueno, ¡no¡, hay quien se lleva y no se aguanta y ya lo estamos viendo. ¿O no? m.n.mnanuel@hotmail.com

 

Edición 711 (1 de marzo de 2019)

Por Manuel Muñoz

* Gobiernos endeudados  impunemente.

* Y el Estado de México con un  pasado agridulce ¿y…?

Está de la fregada esperar con ansia el día de pago, la quincena, la merecida retribución a tu esfuerzo para compartir con tu familia, tu esposa, tus hijos, nietos o amigos, inclusive, para compartir, en un acto de generosidad, con alguien que necesite y le puedas extender la mano; pero la triste realidad, la penosa realidad, es saber que todo el dinero que te acaban de pagar ya está comprometido, es decir, debes la renta, el teléfono, la luz, el gas, aparte del gasto corriente que consiste en comprar la despensa de la alacena (arroz, frijol, aceite, azúcar, huevo, etc.); y la del refrigerador (frutas, verduras, queso, crema, leche, etc,).

A todo esto hay que agregarle el gasolinazo nuestro de cada día de tal manera, que nuestro presupuesto de la semana, del mes o del año, ya está prácticamente comprometido y entonces, que le dices a tus seres queridos. “¿Como la patita?, ¡coman mosquitos!”… ¡Nooo¡, eso no puede ser y entonces al saber que toda esa deuda es correcta, pero que además, debes porque quien ocupó la casa antes que tú, debía rentas atrasadas, no pagó la luz, ni teléfono ni gas, etc. Y que debes desde ahora hasta el 2033, pues que a toda madre, si eso me garantizara que voy a vivir hasta entonces, pero no va a ser vida si mi existencia la tengo que dedicar a pagar lo que otros de manera irresponsable me endeudaron y de paso se llevaron en “entre las patas a mi familia”.

Bueno, pues justamente eso le está sucediendo a muchos gobiernos, al Federal, al Estatal y a los municipios, en donde se han encontrado tantas irregularidades que ya no causan asombro, pero si causan indignación, coraje, rabia y que, sin embargo, eso ha ocurrido desde la “prehistoria, cuando nacieron los dinosaurios”; y luego cuando llegaron los seres azules y prometieron meter a la cárcel a todos aquellos que habían defraudado y robado al pueblo y se sabe que hubo un corredor azul donde se creía que el progreso iba a llegar y… todo quedó en falsas promesas, pues bien, ahora, después de tantos años llega para todos ustedes y nosotros, la Cuarta Trasformación, sí, pero tal parece que es la Quita Transformación de aquellos que una vez fueron priístas, luego panistas, luego perredistas y ahora morenitas, y todos, absolutamente todos se han trasformado una y otra vez, hasta convertirse en una amalgama; una mescolanza de pura “melcocha”, hasta ser unos mutantes a los que hoy les está doliendo hasta el alma todas las atrocidades que han lastimado al pueblo

Y se conduelen y se rasgan las vestiduras y prometen que ellos no serán como los otros, y se olvidan que llevan genes de aquella primera transformación cuando el hombre pisó por primera vez y vio la luz del mundo y luego todas las demás trasformaciones en las que el ser humano ha visto la evolución y la decadencia el envilecimiento del ser humano, como la indolencia ha sido sinónimo de impunidad o la complicidad ha sido la impunidad disfrazada con el bondadoso “borrón y cuenta nueva”, o de no actuaremos con venganza; haremos una República amorosa: no pelear, no a la violencia, es decir, la impunidad hoy transita por aquí y por allá con una gran sonrisa o quizá hasta con una sonora carcajada burlándose una vez más de los crédulos, de los ilusos que aún creen que la Cuarta Transformación va a llegar y que hoy los militares convertidos en hermanas de la caridad, repartirán besos y abrazos, no balazos; y que se acabará la violencia en las calles, en los valles, los ríos y los monte; sí, los valles, y que todo será felicidad “lalalá, lalalá”… y Colorín Colorado, este cuento se ha acabado, así de fácil.

Por lo pronto hoy habría que hacer una evaluación de que ha sido del Estado de México hoy que es día de su erección, de su nacimiento, quienes han pasado a la historia como buenos gobernantes, que han traído paz y progreso para la sociedad; esa pequeña frase que todas las transformaciones de todo el mundo prometen a sus congéneres y les dan pura chingada, perdón, “atole con el dedo” o una permanente y obligatoria ingesta de impunidad disfrazada de “Amor y paz”; promesas, ¡pinches promesas!.

Edición 710 (22 de febrero de 2019)

Por Manuel Muñoz

* Policías de Cuautitlán quieren tumbar a sus jefes.

* Les estorban porque ordenaron no robar.

* Hay que ver de qué bando son, si son de “los buenos o los malos”.

Felicidades a todo el personal del Ejército Mexicano por su día. ¿Qué mexicano, principalmente varones, no soñó algún día con ser soldado, bombero o policía?; estos rubros estaban aún por encima de quienes querían ser médico, dentista o enfermera, pero la gran mayoría, sin duda, quería ser policía.

Todos estos personajes de la vida nacional tienen un común denominador: todos querían servir a México; es más, era un requisito para ingresar al Ejército o a la policía, ser mexicano de nacimiento, mayor de 18 años y querer servir a México con lealtad, ese principio fundamental del crecimiento humano: la lealtad.

Sin embargo, este principio tan honorable, ha quedado atrás, lamentablemente hace ya casi dos décadas, que la mentalidad del policía cambió; no se sabe a ciencia cierta si los policías que se pasaron al otro bando, al bando de los rudos, o los rudos que se pasaron al bando de los policías, ¿Quiénes fueron los que echaron a perder a las corporaciones?.

Hoy, incluso por redes sociales, vemos como muchos jóvenes presumen sus armas, cuernos de chivo o mínimo la “fory fay” con las que atracan impunemente en vía pública; no les importa ya que los vean, ser identificados, ellos quieren que vean “que malos son”, también los hay aquellos policías, que en sus redes sociales, presumen lujosos autos, joyas, andar con mujeres de esas “que fuman y hablan de tu”, antes bailaban de cartoncito, hoy bailan “perreo” y por el mismo precio, a tostón la pieza; en los antros del rumbo y ser la sensación, beben whiskey, eso sí, o sí cheléan tienen que ser, “micheladas o gomichelas”, o sea… usan lentes- de los de siempre ray-ban, de preferencia polarizados en azul o dorado; música banda y puro narcocorrido, sí, de esos donde se hace apología del delito, en los que matan al capo o el capo mata al comanche del pueblo.

¡No!, así ni cómo ayudar a que se vuelva a tener la confianza plena en los policías; esos policías que sólamente traen el disfraz; si, disfraz, porque aun cuando portan un uniforme con “distintivos”, no honran de ninguna manera la corporación a la que pertenecen; este comentario obedece a que en Cuautitlán, unos policías de tránsito están pisoteando la lealtad con que se conduce la mayoría.

Ya van varias veces que los uniformados han hecho paros laborales en administraciones anteriores y desde entonces, en que se los permitieron, “se crecieron, se envalentonaron”, y ahora resulta que los patos le tiran a las escopetas; ya los jefes no les pueden ordenar un servicio que no les parezca, porque demandan ante derechos humanos mínimo. O como esta vez, quieren ir a ver al alcalde para que corran a sus mandos porque se cansan de tanto trabajo -pobrecitos-.

Y esta vez, resulta que los señores de Tránsito tienen un comisario, Manuel Minnuti, y un subdirector, Jaime Sánchez, que dieron la orden de trabajar; inclusive, existe una serie de “vinilonas” informando a la población que están suspendidas las infracciones, que no se dejen sorprender, que cualquier queja o denuncia contra servidores públicos, policías, será atendida y en su caso llevada a Contraloría, y si lo amerita, hasta la Fiscalía.

Por ello se ven imposibilitados para “robar”, extorsionar, ese es su verdadero malestar; ya llevan casi dos meses “sin morder”. So pena de ser dados de baja, dicen que el comandante los pone a trabajar, háganme “el fabrón cabor”; ahora resulta que se quejan porque trabajan sin robar, mira que “chinguapos”.

Así algunos, sólo un puñado de uniformados “exige” hablar con el presidente para que corra al que los pone a trabajar sin robar; ingratos, pero ya se sabe quien está orquestando tal maniobra y es un desleal que se encuentra muy cerca del alcalde, pues piensa que si se cae el Comisario o el subdirector, él es el que quedará al frente de los que ya no quieren trabajar, o sea, sus cuates; eso señores, aquí y en China, es deslealtad; y a la mexicana, es tener poca progenitora, tutora o madre. m.n.manuel@hotmail.com

Edición 709 (15 de febrero de 2019)

Por Manuel Muñoz

* De la guerra contra el crimen  organizado, a la utopía amorosa.

* Entre pifias y tropiezos avanza  el nuevo gobierno.

* Los municipios no son la excepción,  “no dan el ancho”.

* Y la oposición PRI-PAN, “muerta  o dormida”.

 

“Ay el amor, cosa tan rara”, decía Denise de Kalafe, y vaya que es verdad. Hoy resulta que el estilo de El Peje hace pensar que el sueño de convertir a un país pobre, viciado por la corrupción, la delincuencia callejera, la delincuencia de cuello blanco, la delincuencia organizada y el narcotráfico, los feminicidios, la falta total de respeto a las autoridades policiacas y al Ejército, el hartazgo contra políticos de todos los colores, hace pensar que la “República amoorosa”, está muy lejos de ser realidad. Y no hay peor caída que la de un hablador, perdón, de un Obrador; o… ¿cómo va aquel dicho? ¡Más pronto cae un Obrador que un cojo!… O más vale cojo que hablador o más vale poner los pies en la tierra y darse cuenta que “no es lo mismo que lo mesmo”, lo cierto es que las grandes expectativas del primer mandatario del país, indudablemente que crean grandes ilusiones, pero son eso, justamente ilusiones, y las ilusiones son eso, simplemente sueños, que como decía Calderón de la Barca en la vida es sueño, los sueños, sueños son, de tal manera que hoy los mandatarios empiezan a darse cuenta que ni están todos los que son, ni son todos los que están, porque sencillamente lo peor que le puede suceder a alguien es que lo estén engañando y con ello traicionen su confianza, rompiendo su máxima de no mentir y no traicionar.

Ya no´más falta que los meé un perro, perdón, nomás falta que ahora le fallen y se conviertan en lo que hoy les causa comezón, les causa escozor, les causa repugnancia la compunción; el no robar, no mentir y no traicionar podrían quedar en un sueño guajiro debido a que la gente que ha creído a ojos cerrados en Andrés Manuel, se empieza también a dar de topes, pero es peor aún cuando aquellos que hasta apenas en julio pasado presumieron ser los forjadores del cambio, hoy digan arrepentirse de haber elegido a algunos de los que figuraron, o por lo menos, estuvieron en la lista del cambio de gobierno, por ello, no es extraño encontrar que sí en las altas esferas de la política, como lo ha sido en la propia secretaria de Gobernación, del Trabajo, del Deporte y otras muchas, le han hecho quedar mal al presidente.

Qué se puede esperar en los municipios del Estado de México, en donde cada vez más comienzan a aparecer personas sin el más mínimo de vocación de servicio, y más aún, sin la preparación, sin el perfil que hoy exige la ley. Pero si vamos más allá, ni siquiera es lo que exige la ley, sino lo que mandata el pueblo; ya ven que ahora se puede consultar al pueblo para que mande sobre cualquier autoridad.

Ay el amor, el amor, convierte al hombre en un idiota, al menos eso creen en las altas esferas donde se intenta cambiar a la sociedad que durante centenarios se corrompió y hoy tan sólo porque se pusieron otra camiseta, porque cambiaron de color, ya cambiaron de mentalidad; pasando de delincuentes a hermanas de la caridad. Miren, resulta que hay más priístas en los gobiernos de Morena, que morenistas; hay más panistas que morenistas, hay más de cualquier otro partido que de los mismos lopezobradoristas; solamente cambiaron de color, pero es la misma gata no´mas que revolcada.

Así que, cuántos de los nuevos funcionarios no reúnen el perfil exigido por ley; cuántos tendrán que dejar sus cargos por orden superior, sí porque el jefe supremo de las fuerzas armadas y de la república amorosa lo ordena, tendrán que irse a ver como la vida sigue igual. m.n.manuel@hotmail.com

Edición 708 (8de febrero de 2019)

Por Manuel Muñoz

* Aduladores, el peor cáncer que deben erradicar los gobiernos.

* Clase trabajadora,  el último bastión del PRI.

* Para mantenerse en el gobierno se necesita…como dice “la bamba”.

Surgieron muchos, quien sabe de dónde, como hongos por todas partes, otros con una trayectoria política raquítica para lo que el común denominador marcado por las cúpulas; sí, jugar en las grandes ligas de la política, requería picar piedra, ser amigo, compadre, hermano del alma, cómplice o alcahuete de políticos normalmente corruptos; entre más le supieras al político en turno podías incursionar en las jugadas que te daban estatus, por ello, ahora extraña sobremanera que aquellos por los que nadie daba ni un peso, hoy sean los mandamás, los diputados locales, federales, presidentes municipales, regidores y de ahí pal real; el punto es que éstos, los que “haiga sido como haiga sido”, ganaron y tienen la sartén por el mango.

Lo cierto es que les está costando acostumbrarse a la nueva vida, al “sí señor, sí señor, lo que usted diga señor”, a los aduladores, y aunque les gusta el “apapacho”, saben que es falso y muchas veces lo es; sin duda, frases que sólo les infla el ego y no se dan cuenta de que su principal error es, por un lado, dudar de todos y por otro lado, confiar de quienes solamente les han endulzado el oído, al grado que adoptan a esos personajes como “sus cuates” y esos son los que ostentan el poder, y con ello, el amiguismo se convierte una vez más en la mala imagen de los nuevos funcionarios que “vienen a cambiar el mundo y a inventar el hilo negro”.

Así, aquellos humildes ciudadanos hoy aconsejados por la soberbia se vuelven inalcanzables, además son valentones, minimizan la crítica y a los que fueron sus amigos y lucharon hombro con hombro en sus campañas, hoy son vistos por algunos nuevos funcionarios como “molestos busca chambas” o molestos vecinos demandando servicios, ya se olvidó la promesa aquella de que: “cuando lleguemos al poder ya verás, todo será diferente, seremos los servidores más amables, los más honestos, no nos crecerá la nariz y menos apuñalaremos por la espalda a nadie, no, ¡eso jamás!”, por eso, hoy por hoy hay frases sabias que describen casi fotográficamente, con alta resolución, la sentencia que dice: “cada pueblo tiene lo que merece, porque además se le parece”.

Dicho lo anterior, hoy hay muchos gobiernos con buenas intenciones, en el Estado de México y particularmente en los distritos 37 federal y 19 local, en donde se encuentran enclavados los municipios, con cabecera en Cuautitlán, Tultepec, Melchor Ocampo, Teoloyucan, Tepotzotlán y Tultitlán. Hoy, muchos nuevos funcionarios son grabadoras reproductoras de las frases de su presidente López Obrador, pero El Peje, es El Peje; a muchos les cuesta cumplir cabalmente aquello de la honestidad transformadora, y caen en errores, acaba de decir el alcalde de Cuautitlán, Mario Ariel Juárez a los trabajadores del Ayuntamiento: “ya sabemos quiénes están traicionando la confianza del pueblo y de la administración; no se vale que estén apuñalando por la espalada, los tenemos completamente identificados; ¿Será porque justamente eso hicieron con sus jefes anteriores, los traicionaron, eran priístas, panistas, perredistas, de todos los partidos, menos de Morena, y hoy, surgieron como hongos?; todos se dicen fieles lopezobradoristas, Morena es López Obrador, no al revés ¿acaso se cansaron de sus jefes anteriores, o se ofendieron porque los corrieron por traidores?, ¿y, por qué los han corrido ahora?, porque ya no sirven a las nuevas administraciones, porque además traicionaron y rompieron el principio de “los morenos” de no traicionar ; a otros tantos, los corrieron por robar, a otros por pinochos, en fin.

Gracias a mi amigo David Nieblas, director de este prestigiado periódico, que ya cumplió 15 años de circulación; me ha invitado a colaborar y me distingue con este sagrado espacio de D´Primera Plana, en donde quedo a sus apreciables órdenes querido lector. m.n.manuel@hotmail.com