Asentamientos irregulares, un cáncer para todo Izcalli

 

La Omisión de los gobiernos permite crecimiento de la invasión de predios

Fraccionadores clandestinos están avanzando en la invasión de predios federales y particulares en la zona de La Quebrada, justamente, a espaldas del fraccionamiento Valle Esmeralda, todo esto, sin que las autoridades estatales y municipales de Cuautitlán Izcalli les hayan puesto un freno hasta el momento.

Desde hace algunos años, en una “operación hormiga”, algunas personas han empezado a levantar “casas” de cartón y madera sobre predios que forman parte del “derecho de vía”, de la red del ferrocarril; aunado a esto, también han invadido un terreno de particulares que cuenta con las escrituras de su propiedad.

De acuerdo con urbanistas consultados por Punto Medio, los asentamientos humanos irregulares están representando un verdadero cáncer para Cuautitlán Izcalli, sobre todo, porque son núcleos de personas que demandan servicios y son gestados sin ninguna planeación; bajo esta tesitura, las personas roban energía eléctrica, demandan luz, y tiran sus descargas de aguas residuales a cielo abierto, lo que representa un riesgo sanitario y de salud pública.

Bajo esta lógica y al ser Cuautitlán Izcalli uno de los municipios mejor planeados del país, con premios internacionales, los especialistas lamentan que no se ponga especial interés en el freno de estos fraccionamientos clandestinos, sobro todo, cuando se cuenta con una Fiscalía Especializada de la Procuraduría de Justicia del Estado de México para evitar este mal social.

La invasión a espaldas de Valle Esmeralda, crece día con día; en los últimos dos meses, los fraccionadores clandestinos están “apartando predios” y levantando más “casas” improvisadas sobre “el derecho de vía del tren”, sin importar, además, que por la zona está corriendo un gasoducto.

En un recorrido que hiciera Punto Medio por la zona, se pudo constatar que, en su mayoría, son casas improvisadas de cartón y madera, aunque, también, ya se comienzan a hacer viviendas de materiales sólidos de cemento y tabique; algunas de ellas, hasta de dos y tres niveles. Ninguno de los moradores, tienen documentos que acrediten la propiedad del terreno donde están asentados, ni mucho menos, permisos de construcción; algunos, se amparan con un “supuesto” comodato otorgado por la empresa Ferro Valle, cosa que no es legal, ya que esto no les acredita ni les permite levantar viviendas o fraccionar.

El 23 de septiembre de 2015, en la Gaceta de Gobierno del Estado de México, se dio a conocer la creación de la nueva Fiscalía Especializada de Delitos Cometidos por Fraccionadores, en la cual, se establecen sus facultades y atribuciones, entre las cuales, está la de iniciar investigaciones y realizar todas las medidas cautelares para evitar este tipo de asentamientos irregulares.

Hasta el momento, tanto la fiscalía como el gobierno municipal, se han visto rebasados ante el problema, aunque, también, puede existir responsabilidad administrativa por la omisión en el ejercicio de sus funciones.

 

P3-f2 web

P3-f3 web

Mapa Valle Esmeralda web

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *